Tendencias

UNAM capacitará a artesanos de la construcción para interpretar planos

La Facultad de Arquitectura informó que dará reconocimiento con valor curricular a albañiles que tomen cursos de capacitación en sus instalaciones

Teorema Ambiental/Redacción

A partir de este semestre, los trabajadores de la construcción podrán perfeccionar sus técnicas de trabajo mediante el curso “Lectura e interpretación de planos”, impartido en la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

“Ellos materializan las ideas que los arquitectos plasmamos en planos y croquis; sin embargo, su participación en la edificación de inmuebles por lo general es omitida, y su labor solo es reconocida cada 3 de mayo, fecha en la que se celebra el Día de la Santa Cruz”, señaló el coordinador del curso, Jehú Aguilar Paniagua.

Por ello, la Facultad de Arquitectura facilitará sus aulas y “El Patio de los Huesitos”, donde recibirán capacitación y se les otorgarán reconocimientos a los albañiles que acrediten los cursos de “Lectura e interpretación de planos”.

La capacitación es parte de un acuerdo de colaboración entre la Universidad Nacional y Holcim México, que en 2014 también fundó la Escuela Mexicana de la Construcción (EMC), acreditada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, para fomentar la profesionalización de los albañiles.

Una vez concluido ese proceso, podrán actualizarse en lectura e interpretación de planos, a través de la División de Educación Continua y Actualización Docente de la Facultad de Arquitectura, pues cuenta con un plan de estudios similar al que cursan los alumnos de la facultad, con objetivos, unidades temáticas y calendarización, explicó el docente.

Además, se cuenta con manuales que, de manera sintética y con bases teóricas, explican los conceptos e información de las especialidades de los planos. Cada curso otorga un reconocimiento: planos arquitectónicos, instalaciones hidráulicas, sanitarias, o eléctricas, albañilería, acabados, y planos estructurales.

“Los albañiles son los grandes artesanos de la construcción y parte fundamental en las obras, desempeñan un trabajo rudo, en ocasiones mal remunerado y sin medidas de seguridad, por ello se busca impulsar su certificación”, agrega. “Por eso, entran y salen mucho de las obras; es poco frecuente que uno que inició la cimentación continúe hasta los acabados o la colocación del último foco”, abundó.

Ese sector participa en la parte más dura de la ejecución de los proyectos arquitectónicos: excavación, cimentación y levantamiento de muros, entre otros: “Hacen la labor más ruda o complicada, y su trabajo concluye a la mitad de la obra, cuando se inician los acabados.”

Levantar un edificio implica un trabajo colaborativo, multidisciplinario, no solo entre arquitectos e ingenieros civiles, sino con los albañiles: “Nosotros conceptualizamos los espacios con diferentes teorías, criterios y aplicando diversas normatividades, pero la ejecución es colectiva”, para centrarlos en la normatividad, que conozcan los reglamentos que deben respetar y los procedimientos constructivos que deben seguir.

Durante el curso se les proporciona a los albañiles una credencial con el sello de la UNAM: “Se les indica que asisten a la Universidad Nacional Autónoma de México y deben sentirse orgullosos”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO