Tendencias

Ley contra maíz híbrido encarecerá precio de tortilla: expertos

El Estado deberá garantizar el acceso de todas las personas al consumo de maíz libre de cualquier técnica de mejoramiento genético, cuando actualmente 70 % de la producción de maíz en México es a partir de semillas híbridas y mejoradas

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 7 de noviembre de 2019.— La Comisión de Desarrollo y Conservación Rural de la Cámara de Diputados convocó a discutir y votar este miércoles el dictamen de la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, pese a las críticas emitidas por la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México que pidió mesura en la aprobación del proyecto porque provocará el desplome de la producción nacional, la escasez del maíz y su alza de precio, además de incrementar la dependencia de las importaciones.

El dictamen prevé que el Estado deberá garantizar el acceso de todas las personas al consumo de maíz libre de cualquier técnica de mejoramiento genético, cuando actualmente 70 por ciento de la producción de maíz en México es a partir de semillas híbridas y mejoradas, señaló la Confederación.

Además, explicaron que el mejoramiento genético de las diferentes variedades de maíz que se consumen actualmente en México es una técnica que se ha practicado desde el inicio de la agricultura y se ha perfeccionado con el avance científico y que no tiene nada que ver con la producción de maíces transgénicos, una técnica que está prohibida actualmente en el país.

El presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM), Juan Pablo Rojas, instó a los legisladores a preservar los maíces nativos, pero sin afectar a los consumidores ni poner en riesgo la seguridad alimentaria: “La iniciativa representa un riesgo para la productividad del campo y pone en peligro la autosuficiencia de maíz y la economía de millones de productores agrícolas, además de incrementar la dependencia de las importaciones.”

Por ello, pidió a los diputados corregir el segundo párrafo del artículo 4 del proyecto, pues permite interpretaciones y confunde organismos genéticamente modificados con técnicas de mejoramiento genético.

De aprobarse en la Cámara de Diputados la ley de la producción de este grano, lo que presuntamente provocaría es que el precio de la tortilla se cuadruplique al pasar de 15 a 60 pesos, advirtieron productores y legisladores.

Por ello hay preocupación por esta ley en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), pues a decir del coordinador general de Desarrollo Rural de la dependencia, Salvador Fernández, la legislación es buena pero necesita adecuaciones porque el maíz nativo ha estado sin apoyos y olvidado por los anteriores gobiernos.

“El mandato principal que tenemos es asegurar la alimentación de todos los mexicanos. Es imposible decir que podemos producir 44 millones de toneladas con maíces nativos”, explicó.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega, aseguró por su parte que la ley va contra los planes del gobierno federal: “Estamos trabajando en el programa más importante que el presidente aprobó, Maíz para México, y viene con maíces híbridos. Esta ley lo pone en riesgo, porque es ambigua.”

Y reiteró que es increíble que si México es la cuna del maíz no se aprovechen los avances científicos y seamos el principal importador del mundo: “México hoy produce 59 por ciento de lo que consume, la FAO recomienda que por lo menos produzcamos 75”, indicó.

Mientras que el diputado del PAN Absalón García aseguró que si se llegara a evitar la siembra de semilla híbrida “tendremos una mayor dependencia alimentaria, al no producir ni siquiera lo que estamos produciendo que son 14 millones, por lógica habrá incrementos de los productos de la canasta básica”. Cabe señalar que este legislador es productor de maíz con variedades híbridas.

De acuerdo con la senadora morenista Ana Lilia Riviera, quien pertenece al colectivo Sin Maíz, negó que la ley implique los riesgos de aumento de precios: “La gente puede seguir produciendo híbridos, si nunca hemos estado contra eso. La ciencia puede seguir avanzando, sí, pero bajo el principio de precaución, tendrás que probar que tus semillas no hacen daño.

“Las semillas híbridas vienen acompañadas de glifosato, en Europa, Alemania y Austria lo han prohibido, Austria de manera total el glifosato y Alemania que sea paulatino”, dice Rivera en referencia a los maíces transgénicos, que inexactamente también incluyen a los híbridos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO