Internacional

Combaten zika en zonas rurales de Latinoamérica y el Caribe

La FAO apoyará a los países a fortalecer las acciones de control integral del mosquito en las comunidades rurales

fao-zikaSantiago de Chile – Con el objetivo de disminuir el impacto del virus zika en la seguridad alimentaria de las zonas rurales, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) trabajará con los países de América Latina y el Caribe para crear una estrategia.

La estrategia se centrará en la disminución del mosquito Aedes aegypti —que transmite la enfermedad— identificando los públicos más vulnerables, zonas críticas, las formas en que se dispersa el mosquito y las medidas para controlarlo.

“La reducción de la población del mosquito Aedes sigue siendo la principal acción para disminuir la exposición al virus”, explicó Deyanira Barrero de la FAO.

La FAO apoyará a los países a fortalecer las acciones de control integral del mosquito en las comunidades rurales, recogiendo saberes locales y prácticas culturales, y apoyando un uso responsable de pesticidas e insecticidas, cuando sea necesario.

“Por el momento el virus zika lleva la delantera: la región tiene condiciones agroclimáticas favorables para el mosquito que lo transfiere, por eso es tan urgente una respuesta regional integrada”, dijo Barrero.

Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que, para principios de 2017, habrá cuatro millones de personas infectadas en América Latina y el Caribe, mientras que un nuevo informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), señala que el zika tendrá un impacto mayor en los países más pobres de la región y en los grupos vulnerables, sobre todo en las mujeres pobres.

Por ello, el proyecto de la FAO incluye una estrategia de comunicación orientada a las comunidades rurales para que conozcan y apliquen los mejores métodos para controlar el mosquito, como medida de prevención.

El virus zika afecta la salud pública, la productividad agropecuaria y la inocuidad de los alimentos, por lo que tiene impactos sobre la seguridad alimentaria de las comunidades que dependen de la agricultura como su medio de vida.

Según la FAO, la lucha por controlar el mosquito que transmite el virus zika puede conllevar un fuerte aumento en el uso de insecticidas y pesticidas.

Fuente: FAO

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO

'); var MainContentW = 1920; var LeftBannerW = 165; var RightBannerW = 165; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }