Internacional

Países aprueban uso de productos químicos en COP8

“Los delegados de los países firmantes del Convenio hicieron burla del lema de la reunión, ‘Un futuro desintoxicado’”, dijo Mariann Lloyd-Smith

paises-cop8Ginebra.— En el marco de la 8ª Conferencia de las Partes del Convenio de Estocolmo (COP8), los gobiernos concedieron exenciones extraordinarias que permiten un gran número de usos de los productos químicos como el DecaBDE (Decabromodifenil éter o Decabromidifenilo).

Se trata de un retardante de flama que se encuentra comúnmente en los residuos electrónicos, partes plásticas de aeronaves, la industria automotriz y los textiles, y PCCC (parafinas cloradas de cadena corta), sustancias químicas utilizadas en la industria del metal y como retardantes de flama y plastificantes en los plásticos. Ambas sustancias químicas son persistentes, altamente tóxicas, viajan largas distancias y se acumulan en la cadena alimenticia. Estudios recientes de IPEN (Red de Organizaciones no Gubernamentales, por sus siglas en inglés) encontraron que ambas sustancias eran ubicuas en los juguetes y otros productos con los que los niños tienen contacto.

“Los delegados de los países firmantes del Convenio hicieron burla del lema de la reunión, ‘Un futuro desintoxicado’”, dijo Mariann Lloyd-Smith, asesora senior de IPEN. “Las decisiones tomadas el día de hoy garantizan prolongar su exposición peligrosa a los trabajadores, a los niños y a las comunidades por las corrientes de reciclaje contaminadas. El verdadero lema de la reunión parece ser ‘Un futuro intoxicado’”.

“Si bien la decisión aprobada exceptúa el uso de parafinas cloradas de cadena corta específicas en juguetes y productos para niños, lo permite en plastificantes secundarios para aplicaciones de PVC flexible, lo cual deja abierta la puerta para su uso en productos como flotadores, bañeras, productos inflables, etc.”, dijo Sofía Chávez, especialista en residuos electrónicos de México, quien añadió: “En el caso del DecaBDE, si bien excluye su uso en ropa y juguetes, lo permite en textiles que requieren ser tratados con retardantes de flama como cobijas, tapicería, y otros utensilios del hogar con los que los niños están en contacto.”

“Esta decisión es personal para mí”, dijo Pam Miller, copresidente de IPEN e investigadora del Ártico. “Crecí cerca de un importante productor de PCCC. Ellos contaminaron toda la zona y la comunidad se convirtió en un clúster de cáncer.”

“¿Cómo pueden los países continuar con una política que potencialmente envenena a los niños?”, dijo el doctor Joe DiGangi, asesor de ciencia y tecnología de IPEN. “El reciclaje de materiales que contienen sustancias químicas tóxicas contamina nuevos productos, continúa la exposición y socava la credibilidad del reciclaje.”

Fuente: IPEN

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO

'); var MainContentW = 1920; var LeftBannerW = 165; var RightBannerW = 165; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }