Transporte

Volkswagen diseña combi modelo retro 100 % eléctrica

Uno de los aspectos críticos es encontrar cómo disminuir el peso siempre que sea posible, porque cuanto menos pese un automóvil, menos energía se requerirá para avanzar

Raymond Deplazes

Para celebrar el 20 aniversario de su mayor centro de investigación fuera de Alemania, Grupo Volkswagen presentó un VW Bus retro-adaptada con algunas características de tecnología de vanguardia que consideran importantes para el futuro de la industria. Con el objetivo de maximizar la resistencia y minimizar el peso, la empresa Autodesk participó en el Centro de Innovación e Ingeniería de California (IECC), para reconceptualizar varios componentes electrónicos integrados del vehículo de exhibición.

“Estamos combinando un diseño clásico de Volkswagen con ideas frescas y tecnologías innovadoras de socios colaboradores como Autodesk”, comenta Nikolai Reimer, director ejecutivo de IECC. “Es una oportunidad emocionante para ver qué se nos ocurre y crear un increíble coche de exhibición, como tributo a todo eso en lo que creemos.”

Uno de los aspectos críticos del diseño de vehículos eléctricos, es encontrar cómo disminuir el peso siempre que sea posible, porque cuanto menos pese un automóvil, menos energía se requerirá para avanzar en el camino. Y un consumo de energía más eficiente equivale a un mayor rango por carga, una de las consideraciones más importantes para los consumidores cuando evalúan los vehículos eléctricos.

Uno de los mayores beneficios es la capacidad de hacer piezas más ligeras, minimizar el uso de la masa y materiales, manteniendo altos estándares de rendimiento y respetando las restricciones de ingeniería.

El equipo del IECC aplicó el diseño generativo a las ruedas de su microbús tipo 2 de 11 ventanas del año de 1962, replanteando completamente la estructura porque con ruedas más ligeras, no solo se reduce el peso total del coche, sino que también disminuyen la resistencia del rodado en los neumáticos. Las nuevas ruedas son 18 por ciento más ligeras que las normales, y el tiempo total de desarrollo del prototipo, desde el diseño hasta su fabricación, disminuyó de 1.5 años a unos meses.

“Con un diseño generativo es posible crear estructuras que, nosotros como diseñadores e ingenieros humanos, no podríamos haber creado de otra manera”, mencionó Andrew Morandi, diseñador senior de productos del Grupo Volkswagen.

El diseño generativo también fue usado en el proyecto del microbús para reimaginar el volante, así como también para la estructura de soporte de los asientos traseros y los soportes de los retrovisores laterales externos.

“Un volante no es particularmente un componente pesado, pero es el principal punto de contacto para el conductor. La gente no está realmente acostumbrada a tocar montajes o apoyos”, dijo Erik Glaser, diseñador principal de productos del Grupo Volkswagen. “Queríamos poner un objeto diseñado generativamente en un lugar donde la gente lo pueda tocar, porque no solo debe ser complicado y bello, sino que también debe dar una idea de lo fuerte que deben ser estas partes.”

Más allá de servir como una herramienta para la exploración del diseño y para hacer piezas más ligeras y resistentes, la tecnología de diseño generativo crea una oportunidad para flujos de trabajo más rápidos que permitan a los diseñadores tomar decisiones de diseño mejor fundamentadas.

“Veo este proyecto como si metiéramos un pie en el agua con el diseño generativo. Estamos probando la temperatura y mostrando cuál podría ser el potencial”, comenta Morandi. “Tengo la esperanza de que tal vez en unos diez o quince años, podamos ver armazones enteros siendo diseñados generativamente. Es posible que esto forme parte de un cambio completo y fundamental en las fábricas automotrices y en la forma en que se fabrican los automóviles.”

La primavera pasada, General Motors utilizó el diseño generativo en un proyecto de prueba de concepto para desarrollar un prototipo ligero de soporte para asientos para los coches eléctricos del futuro. Esta tecnología también está demostrando su valor para el futuro de los viajes espaciales. En noviembre, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, presentó un prototipo de módulo de aterrizaje interplanetario de diseño generativo que posiblemente podría transportar cargas útiles a más de 350 millones de millas de la Tierra.

“Hoy en día, todavía no hemos comprendido el gran potencial que tiene el diseño generativo. En los próximos años tendremos que averiguar cómo combinar la ingeniería humana con la inteligencia artificial para poder crear productos más ligeros, inteligentes y sustentables”, dijo Reimer. “Esto revolucionará no solo los productos que fabricamos, sino también las formas en que trabajamos.”

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO