Sostenibilidad

Pretenden sustituir ladrillo rojo por producto ecológico

Con la firma del convenio para la implementación del Programa de Reconversión Tecnológica, el 15 por ciento de la contaminación ambiental en León, Guanaguato, disminuirá radicalmente, ya que el ladrillo rojo será sustituido por un producto ecológico dentro de cuatro años.

El proceso inició, sin embargo, desde 2004. Derivó de varias denuncias interpuestas en noviembre de 2003 por la alta cantidad de contaminación que generaba la industria ladrillera, exactamente 2,281 toneladas de partículas de monóxido de carbono y dióxido de azufre, o el 15 por ciento de las emisiones contaminantes de la ciudad.

Al firmarse el convenio, se dio un paso para reducir estos indicadores, y que León tenga aire más puro.

El convenio de tecnología signado entre autoridades municipales, cámaras empresariales, asociaciones y organismos de profesionistas, así como productores de ladrillos, busca establecer los mecanismos de coordinación y colaboración para la producción del producto ecológico.

No es tarea fácil, porque los productores tienen que tener la certeza de que su producto será competitivo; es decir, que los constructores lo compren.

“Son tecnologías que ellos tendrán que probar y adoptar, y sobre todo estar buscando cumplir con la modernización y especificaciones de los nuevos mercados que hay para el ladrillo”, dijo ayer el director de Protección al Ambiente, Sabino Rodríguez Rendón.

El proceso será largo. De los más de 300 productores, apenas 10 empezarán con las pruebas para ver si aplicando tecnologías modernas, resulta un producto más barato y que cumpla con las especificaciones.

Mientras, la Dirección de Protección al Ambiente hará la parte que le corresponde.

“El municipio va a buscar los mecanismos o los recursos necesarios para que esta reconversión se lleve a cabo, obviamente no va a ser un subsidio, va a ser a través de empresas financieras, y sobre todo que busquemos que cada quien cumpla con su parte”, explicó Sabino Rodríguez.

Los principales promotores del ladrillo ecológico serán las cámaras de construcción y asociaciones de arquitectos e ingenieros civiles: los consumidores en potencia.

“Por eso se involucró a los consumidores -dijo-, ahí han estado de la mano trabajando con nosotros, interesados en que se lleve a cabo este proceso.”

El Instituto Municipal de Vivienda y el Instituto Municipal de Plantación, ayudarán en la búsqueda de las especificaciones que el mercado demanda.

La reconversión tecnológica de la industria ladrillera estará concluida en 2010, estimó el funcionario.

Fuente: PNUMA

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO