Legislación Ambiental

Semarnat atiende a ONG del Istmo y Yucatán que tienen ejidos amenazados

Los inconformes describieron lo serios impactos generados por la edificación de proyectos en el istmo de Tehuantepec y en Yucatán

Teorema Ambiental/Redacción

El subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Arturo Argueta, se reunió este viernes con representantes de diferentes organizaciones civiles de las regiones del Istmo y de la península de Yucatán, para informarles que el compromiso de la dependencia es trabajar de la mano con las comunidades y pueblos en la defensa de su territorio y los recursos naturales.

Esto, como respuesta de una carta enviada al titular de la dependencia, Víctor M. Toledo, en junio pasado por parte de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) y la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal para exponer su problemática ambiental, así como su voluntad de trabajar conjuntamente con el gobierno federal para el rescate y la conservación de estos espacios.

Durante la charla, el funcionario federal aseguró que la Semarnat trabaja para lograr la recuperación ambiental y social de nuestro país con la participación de los pueblos indígenas y comunidades campesinas.

Destacó la importancia de hacer frente al impacto de los grandes proyectos y para ello, dijo, se requiere crear los instrumentos necesarios que consideren las necesidades y demandas de las comunidades involucradas.

Por su parte, los inconformes describieron lo serios impactos generados por la edificación de proyectos en el istmo de Tehuantepec y en Yucatán que además van contra la salud de las personas, como los parques eólicos y las granjas porcícolas. Además, aseguran que la edificación de estos proyectos ha incrementado los niveles de pobreza y la violencia en sus comunidades.

Denunciaron también el despojo de tierras ejidales que han sufrido e incluso aseguran que han recibido amenazas de muerte.

Sin embargo, reiteraron su voluntad de trabajar conjuntamente con las autoridades en la solución de estos problemas, así como en la construcción de una transición energética sustentable.

En la carta enviada al secretario de Medio Ambiente, dichas organizaciones externaron su beneplácito por las nuevas políticas de la dependencia que promueven la participación de los pueblos originarios en defensa de sus territorios.

Por ello manifestaron su intención de integrarse a esta nueva forma de trabajo, que establece la urgente necesidad de un modelo auténticamente sustentable de transición a las energías limpias, que empodera a las comunidades y a la ciudadanía, libre de despojos territoriales y de los graves impactos socio-ambientales provocados por el modelo actualmente imperante.

Finalmente, aprobaron la intención de construir un gran acuerdo para establecer una alianza estratégica con los pueblos indígenas y comunidades rurales que han conservado o fomentado el adecuado uso y manejo de sus ecosistemas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO