Legislación Ambiental

Acusan a Vidanta por obra que bloquea acceso al mar en Bahía de Banderas

En los últimos 10 años Vidanta ya se adueñó de los accesos al río Ameca, que desemboca en el mar, y de la Isla de Los Pájaros, en una zona donde ya levantó seis torres

Teorema Ambiental/Redacción

Habitantes del poblado Jarretaderas, una comunidad indígena ubicada en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, acusaron a la constructora Grupo Vidanta de bloquear el acceso público al mar y al río Ameca, por la edificación de un desarrollo turístico.

Por ello, los habitantes de la comunidad señalaron la posibilidad de emprender acciones legales contra el consorcio propiedad del empresario Daniel Chávez, para buscar una compensación por los daños que provocó esta obra que consiste en media docena de edificios.

De acuerdo con el periódico La Jornada, los inconformes señalaron que la compactación de tierra y la colocación de pilotes en un área donde se ubicaría parte de un recinto para el espectáculo de la compañía Cirque du Soleil ha provocado cuarteaduras y levantamiento de pisos en unos 20 inmuebles aledaños, incluida la iglesia de la comunidad.

Los lugareños utilizaron una retroexcavadora para quitar postes de acero colocados a metro y medio de profundidad, para recuperar su acceso a la playa, expresó el activista Indalecio Sánchez.

“Los vecinos de Jarretaderas estamos en una lucha desigual, porque peleamos contra miles de millones de dólares de Vidanta, e incluso con los gobiernos”, dijo otro de los pobladores, Librado Consuedra, y advirtió que el pueblo contaba con cinco accesos al mar, de los cuales se apropió el consorcio, que prácticamente es dueño de todo el pueblo.

Por ello, los vecinos buscan que el corporativo pague los daños provocados.

La Ley de Bienes Nacionales no considera propiamente un acceso al mar, pero sí especifica que debe haber espacios para que la gente tenga acceso. Sin embargo, algunas leyes municipales del estado, sí incluyen las ventanas al mar en sus programas de desarrollo urbano, mientras que en Nayarit sí se contemplan algunos accesos, aunque no se respetan.

También señalaron que los desarrolladores actualmente colocan bardas que presuntamente son defensas contra la acción del mar. Mientras que los desarrolladores desde hace más de una década los han hostigado para que vendan sus casas a precios muy bajos.

Además acusaron que en los últimos diez años Vidanta ya se adueñó de los accesos al río Ameca, que desemboca en el mar, y de la Isla de Los Pájaros, en una zona donde ya levantó seis torres. Mientras que en el ejido El Valle se apropió de un terreno donde construye un campo de golf, y ha construido seis islas artificiales, con lo que han provocado la pérdida parcial de caudal del río Ameca, pues le han extraído material pétreo para construir sus edificios.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO