Legislación Ambiental

Conacyt defiende su comedor gourmet que costó 15 mdp

El organismo público exige un menú variado con alimentos agroecológicos sin tóxicos, leche de vaca orgánica o de almendras, salmón, pay de frutos, que sea variado, suficiente, que sea higiénico, equilibrado e inocuo

Teorema Ambiental/Redacción

Pese a la austeridad del gobierno federal, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) destinó 15 millones 78 mil 457 pesos por la instalación de un comedor institucional que tiene chef privado, saloneros y un nutriólogo. Esto ocurre, pese a que varios institutos de investigación que dependen de este organismo buscan recursos para pagar sus servicios básicos o financiar sus investigaciones.

De acuerdo con el expediente de contrato 1890904 de la plataforma del gobierno CompraNet, el Conacyt, a cargo de la doctora María Elena Álvarez-Buylla, contrató a la empresa Pigudi Gastronómico, SA de CV, para que entre el 22 abril y el 31 diciembre de 2019, cocine desayunos y comidas, en su mayoría orgánicos y bajos en grasas, para un rango de entre 90 y 130 personas, de lunes a viernes.

Conacyt exige platillos con alimentos agroecológicos sin tóxicos, leche de vaca orgánica o de almendras, salmón, pay de frutos, la instalación de 25 mesas rústicas y hasta análisis bacteriológicos trimestrales para certificar la calidad de los alimentos. Deben provenir de comunidades campesinas del suelo de conservación de la Ciudad de México y estados circundantes.

“Además, como sus servidores públicos tienen diferentes gustos y hábitos alimenticios; por ello es indispensable ofrecer un menú […] variado y suficiente, que sea higiénico, equilibrado e inocuo.”

Agrega: “Los platillos deben de realizarse exclusivamente con productos orgánicos y/o campesinos agroecológicos sin tóxicos, de alta calidad y ser adquiridos por productores agrícolas de la región”, agrega el requerimiento.

El Conacyt defendió esta postura en Twitter alegando que se trata de un “derecho laboral, no un lujo. Es una conquista del contrato colectivo de trabajo que el Conacyt ha respetado y fortalecido mejorando la calidad de los alimentos”, comentó la dependencia en Twitter.

Sin embargo, el menú incluye: salmón, crema de aguacate, arroz silvestre, vinagre de manzana orgánico como aderezo para ensaladas y pay de frutos rojos, entre otros platillos.

“Los menús del comedor de Conacyt corresponden con la dieta tradicional mexicana cuidando solamente, que no se les dé a los trabajadores ni a nosotros mismos ahora que comemos ahí, alimentos que puedan traer tóxicos”, señaló Álvarez-Buylla al periodista Carlos Loret de Mola.

Esta situación ocurre en plena reestructuración financiera del Conacyt, bajo el argumento de que es indispensable reducir gastos “superfluos” como el parque vehicular o la contratación de servicios privados, como lo fue la Agencia Informativa. Sin embargo, demandó al proveedor instalar “al menos 25 mesas rústicas, con seis sillas cada una”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO