Energía

¿Cómo convertir tu hogar en una casa inteligente?

Algunas herramientas de iluminación pueden ser la mejor opción para iniciar con un proceso de automatización: cortinas, atenuadores y sensores son opciones escalables

Teorema Ambiental/Redacción
La automatización de los hogares es un tema cada vez más popular en la medida en que las opciones son más completas y accesibles para la población. Se trata de contar con herramientas que permitan a los usuarios tener el control de diversos aspectos de su hogar de manera remota por medio de dispositivos móviles o paneles de control.

Pero por dónde empezar con este proceso. En caso de que el inmueble apenas esté en construcción, todavía es posible instalar los sistemas desde la concepción del espacio. Pero en una casa que ya está habitada aumenta la complejidad. Estas son algunas sugerencias para iniciar la automatización de una casa ya habitada:

Atenuadores de luz: Son una herramienta con más de 50 años en el mercado, pero que aún son reflejo de innovación y diseño. Por medio de ellos es posible crear ambientes que se adapten a diversas necesidades en cuanto al uso de la habitación, además de que representan un ahorro en consumo energético al no tener que utilizar las luminarias al 100 por ciento de su capacidad todo el tiempo. Su instalación es sumamente sencilla y su operación es simple.

Sensores: Los sensores de presencia o de luz de día son ideales para darle ese toque “inteligente” a las habitaciones de un hogar. Además, si son colocadas adecuadamente pueden sumar al confort de un espacio.

Una ventaja importante de la instalación de sensores es que pueden contribuir a la seguridad del hogar, ya que es posible, por ejemplo, programar el encendido de luces a un horario específico o de manera aleatoria con el objetivo de que parezca que siempre hay alguien en el inmueble.

Cortinas: Las cortinas automáticas son una excelente forma de contribuir con el control de la luz natural. La variedad de diseños ayuda a que se adecuen a los diferentes estilos de decoración de los hogares. En la mayoría de los casos, el control puede centralizarse en el mismo panel que controla la iluminación artificial.

Sistemas inalámbricos de control: Existen diversas opciones con diferentes niveles de complejidad. El Caseta Wireless, por ejemplo es un sistema inalámbrico de instalación sencilla; esta herramienta presenta la ventaja de que es escalable, lo que permite crecerlo hasta 75 dispositivos. Los sistemas de control permiten integrar funcionalidades como atenuadores con sensores de presencia o luz de día, además de que en la mayoría de los casos permiten monitorear y controlar el desempeño mediante un dispositivo móvil.

Hay sistemas en los que se pueden ajustar las funciones para que ciertas luces o funciones se enciendan cuando se detecte que la casa está ocupada o se apaguen cuando el dispositivo móvil salga del perímetro configurado.

Herramientas de control de voz: Actualmente una de las formas más populares de automatizar cualquier espacio es a través de los sistemas de asistente por voz, mismos que pueden programarse de manera que controlen aspectos tan diversos como la música, el aire acondicionado, la iluminación, las cortinas, etcétera. Las opciones en el mercado son bastante amplias, lo que permite elegir la que mejor se adapte a las necesidades de los habitantes de un hogar.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO