Contaminación

Vivir cerca de zonas industriales aumenta riesgo de cáncer colorrectal

Vivir cerca de zonas industriales aumenta riesgo de cáncer colorrectal

En un rango de 1 kilómetro a la redonda, el riesgo de desarrollar este padecimiento se incrementa hasta 103 por ciento

Teorema Ambiental/Redacción

Madrid, España, 5 de octubre de 2020.- Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) creen que habitar cerca de industrias que generan importantes cantidades de emisiones contaminantes puede ser una de las causas principales que produce el cáncer colorrectal, uno de los tipos de tumores malignos más frecuente entre la población mundial.

En un estudio, analizaron 557 casos de cáncer colorrectal y a dos mil 948 personas sanas alrededor de 11 provincias en España, además de recopilar información relacionada con su historial personal, familiar, residencial y laboral, por lo que consideran que al vivir en las inmediaciones de fábricas se corren mayores riesgos.

Los científicos ubicaron los domicilios de los participantes del estudio, midieron la distancia que existía entre sus hogares y las instalaciones industriales más cercanas, que de acuerdo con investigaciones previas del Registro Estatal de Emisiones Contaminantes (PRTR-IPPC), se estableció que 134 empresas emitían sustancias nocivas.

Los resultados fueron publicados en la revista Environment International y arrojaron que las personas que corren mayor riesgo residen en un radio igual o menor a un kilómetros en un 103 por ciento y hasta 26 por ciento para aquellos que viven a un radio de tres kilómetros, aproximadamente. Agregaron que el peligro aumenta cuando las emisiones contaminantes impactan al aire, más que por el agua.

Entre las industrias estudiadas se encuentran aquellas que trabajan con metal, instalaciones de fabricación de vidrio y fibras minerales; industria química, instalaciones de fabricación de alimentos y bebidas y de tratamiento de superficies con disolventes orgánicos; e industrias emisoras de arsénico, cadmio, cromo, níquel, diclorometano, plomo, material particulado, así como otras sustancias tóxicas de antimonio, cobre, manganeso, compuestos organoestánicos, vanadio, zinc, naftaleno, compuestos orgánicos volátiles distintos del metano y nonilfenol.

“La proximidad residencial a instalaciones industriales que emiten sustancias tóxicas al medio ambiente y generan residuos peligrosos podría ser una fuente potencial de exposición a carcinógenos reconocidos y sospechosos relacionados con un incremento en el riesgo de cáncer colorrectal”, afirmó Marina Pollán, integrante del CIBERESP y autora del estudio.

Al impacto de estas emisiones se suman factores modificables como el excesivo consumo de carnes rojas y procesadas, tabaco, alcohol, obesidad, así como el sedentarismo, que aumentan la propensión a desarrollar este tipo de cáncer entre un 45 y 58 por ciento.

“Este análisis supone un primer paso en un área de gran interés y difícil de abordar en estudios epidemiológicos”, opinó Javier García-Pérez y Pollán, autor del estudio. Consideró necesario hacer más investigaciones, ya que la distancia a las industrias es solamente una aproximación de exposición que podría no reflejar de forma adecuada la exposición real.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO