Crece el número de especies en peligro en México

Manglares y loros entre especies más amenazadas en los últimos años

Redacción Teorema Ambiental

Las especies en peligro de extinción en México han aumentado en un 25 por ciento según la reciente publicación de la NOM NOM-059-SEMARNAT-2010 en comparación con la última vez que se publicó dicha Norma en 2001 y se han incluido a esta lista 71 nuevas especies y subespecies en alguna categoría de riesgo, denunciaron las organizaciones Defenders of Wildlife de México, Teyeliz, Greenpeace, Grupo Ecologista del Mayab, Comarino y Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Esta norma reemplaza a la NOM-059-SEMARNAT-2001 que contenía dos mil 560 especies y subespecies, y ahora se añaden 71 nuevas especies y subespecies para quedar en dos mil 631. La categoría de “En Peligro de Extinción” fue la que más cambió pasando de 372 especies en la NOM-059 de 2001 a 500 especies en la reciente norma, es decir, un aumento de 25 por ciento. De hecho, la única categoría de la nueva norma que disminuyó en cantidad fue la de “Protección Especial” pero esto se debió a que algunas especies subieron a la categoría de “Amenazadas”, y las de esta última categoría subieron a “En Peligro”.

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), México estaba colocado en el quinto lugar del mundo en cuanto a especies en riesgo con 897 especies, sólo por debajo de Ecuador (dos mil 208 especies), Estados Unidos (mil 192 especies), Malasia (mil 141 especies) e Indonesia (mil 087 especies).

Durante cuatro años las organizaciones ambientalistas se mostraron en contra la decisión de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de demorar la publicación de la norma porque cuatro especies de mangle (rojo, negro, blanco y botoncillo) subirían de la categoría de Protección Especial a la categoría de Amenazada. Esto de acuerdo con las propuestas que habían mandado las organizaciones ambientalistas y el posterior análisis que hizo un grupo de expertos en plantas.

“Finalmente se logró darle el estatus legal de especies amenazadas a los mangles de México, que en realidad cumplían con los criterios de la norma para ser clasificados como en Peligro ya que se ha perdido el 65 por ciento de su población original y sufren una deforestación del 2 al 5 por ciento anual que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología, los llevará a perder el 50 por ciento de su masa forestal para el 2025. Sin embargo, las cifras de la NOM-059 son alarmantes ya que más del 40 por ciento de los vertebrados terrestres se encuentra en riesgo de extinción”, dijo Juan Carlos Cantú, director de programas de Defenders of Wildlife de México.

“En los cuatro años que pasaron sin que los manglares tuvieran protección, de manera irresponsable e incongruente la Semarnat permitió la aprobación de manifestaciones de impacto ambiental y permisos de aprovechamiento que destruyeron innumerables hectáreas de manglar en todo el país. Esperamos que la nueva norma sirva para detener las lagunas legales que se utilizaron para evadir la protección legal que otorga la Ley General de Vida Silvestre a los manglares”, anotó Araceli Domínguez del Grupo Ecologista el Mayab (Gema).

Sin embargo, el manglar no es el único grupo que presenta una situación crítica, ya que de acuerdo con las cifras oficiales, un sector importante de los loros de todo el país disminuyeron significativamente su población debido a actividades como el tráfico ilegal de especies, situación que ha derivado en un riesgo mayor para estas aves.

“Uno de los grupos de fauna que presentó más cambios fueron los pericos y guacamayas, ya que cinco especies fueron subidas a la categoría de En Peligro, una a la de Amenazada y una más a la de Protección Especial; con estos cambios 21 de las 22 especies que hay en México quedan enlistadas dentro de la norma y 11 especies están en Peligro de Extinción. La disminución de las poblaciones silvestres de los pericos es debida principalmente a la sobreexplotación legal e ilegal. Los pericos de México necesitan de toda la protección legal y amplios programas de conservación o de lo contrario perderemos varias especies en el corto plazo”, indicó María Elena Sánchez, presidenta de Teyeliz, AC, quien al igual que representantes de otras organizaciones ambientalistas, considera que la normatividad vigente es incapaz de acabar con las amenazas que actualmente enfrentan diversas especies a lo largo y ancho del territorio nacional.

“Esta norma que acaba de ser publicada ya es obsoleta dado que en los últimos cuatro años se han modificado las condiciones ecológicas de innumerables poblaciones silvestres. En realidad el sistema de normas oficiales mexicanas es totalmente ineficaz para brindar la protección legal que requieren las especies silvestres ya que su proceso de elaboración y publicación es muy lento e inflexible, además de que quedan a la voluntad y capricho de la autoridad ambiental en turno”, apuntó Alejandro Olivera, coordinador de la campaña de océanos y costas de Greenpeace.

“La NOM-059 se completó en el 2006 y durante cuatro años quedaron sin protección legal decenas de especies que fueron enlistadas por primera vez. Entre ellas el pecarí de labios blancos que desde el 2006 se reconoció como una especie en peligro de extinción y sin embargo la Dirección General de Vida Silvestre continuó dando autorizaciones de caza porque la norma no estaba publicada”, señaló Mercedes Anzures, vocera de Comarino.

De acuerdo con las organizaciones ambientalistas, los números indican que la Semarnat está fracasando en su obligación de proteger y conservar a las especies silvestres de México. El enorme aumento de especies clasificadas como en Peligro de Extinción es prueba contundente de las fallidas políticas y planes de conservación que desde 1997 están sustentadas en la idea de que debe fomentarse el aprovechamiento extractivo de las especies silvestres para lograr su conservación. Desde la creación de la NOM-059 en 1994 el número de especies en riesgo ha aumentado y ahora la cantidad de especies en peligro de extinción se ha disparado.

Desde 1997 la dependencia estableció el programa de conservación de “Especies Prioritarias” que incluía a 38 especies de fauna y flora, que posteriormente retomó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp); no obstante, ninguna de estas especies ha sido conservada o sus poblaciones recuperadas como para que bajen de categoría dentro de la norma 059, lo cual deja entrever un serio problema estructural dentro de las políticas de conservación, de acuerdo con algunos especialistas.

“Para conservar a nuestras especies silvestres es necesario impulsar esquemas de aprovechamiento no extractivo, junto con la protección del hábitat a través de la declaratoria de hábitats críticos, áreas de refugio, áreas de protección privadas y públicas, detener la entrada de especies exóticas invasoras y realizar amplios programas de educación ambiental con la población para que aprendan a disfrutar y conservar sus recursos naturales. De otra manera México pasará de ser un país megadiverso en especies y ecosistemas a uno megaescaso y baldío”, advirtió Gustavo Alanís, presidente del Cemda.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>