Ciencia y tecnología

Irrigación con poros microscópicos permite ahorrar 70% de agua

El grupo Gala Agribusiness, dirigido por la alemana Regina Hof, ha perfeccionado un sistema de irrigación de alto rendimiento, con ventajas significativas (probadas por profesionales y laboratorios especializados), con un coeficiente de uniformidad y suministro homogéneo de agua; una instalación y mantenimiento sencillo para lograr óptimos resultados agronómicos.

El sistema de riego Gala pro, a través de poros microscópicos de su tubería, permite liberar el agua directamente a las raíces de las plantas, lo que elimina su evaporación y desperdicio. De esta forma se logra un ahorro de hasta 70 por ciento del vital líquido, y se supera a otros sistemas de irrigación.

La manguera de riego Gala pro es un producto que ayuda a proteger el medio ambiente, pues para su elaboración se reciclan miles de neumáticos. Además este sistema puede satisfacer un amplio rango de necesidades de irrigación tanto de la agricultura como también para parques públicos y la industria.

En la agricultura la filtración y velocidad de riego se ajustan a los requerimientos de cultivos específicos, tipos de tierra y climas.

Otras de las ventajas del sistema de riego es su duración, pues es resistente a químicos y factores climáticos; se protege a sí mismo de raíces y obstrucción por partículas minerales, y reduce de 40 a 60 por ciento el gasto de energía debido a su aplicación de baja velocidad del flujo de agua y la baja presión requerida en la línea.

Todo lo anterior ha despertado el interés de, entre otros, la Unión Ganadera Regional de la Laguna (Saltillo, Coahuila); cañeros de Guadalajara, Jalisco, y el Fideicomiso de Riesgo Compartido de Coahuila.

Incluso el método se ha aplicado con éxito en la Comarca Lagunera, aunque sólo en una hectárea. Lo cierto es que esta tecnología es de procedencia europea (Francia) y esto impide su propagación en nuestro país, pues su importación implica un costo por hectárea de aproximadamente 30 mil pesos.

Una solución, afirma Hof, sería que varios productores se asocien y logren abaratar los costos. Incluso, añade la empresaria, con que agricultores de 40 hectáreas se interesen es suficiente para iniciar la producción a gran escala de la tubería porosa.

El huevo o la gallina

De acuerdo con Regina Hof, para que este novedoso sistema comience su expansión en México hace falta un mercado que lo pida, según los empresarios; pero en opinión de los productores lo que se necesita es que este método de irrigación se empiece a producir en el país para que ellos lo utilicen en el campo.

Sin embargo, el mercado para este nuevo sistema de riego Gala pro, no sólo se reduce a las áreas rurales sino que serviría para regar campos de golf y jardines, que hoy en día requieren grandes cantidades de agua.

De hecho, este sistema de riego tiene su origen en la jardinería, y una vez perfeccionado se probó en dos campos de golf de Alemania, donde el consumo del vital líquido se redujo hasta en 35 por ciento. También se ha utilizado en varios países árabes.

La irrigación subterránea con tubería porosa de caucho enfoca la humedad en las raíces de las plantas con lo que se logra economizar en el gasto del agua y al mismo tiempo evitar su desperdicio. Su composición es sencilla: polvo de llantas de automóvil recicladas, polietileno para darle resistencia y un porcentaje bajo de plástico virgen.

Pruebas y resultados

Si bien los resultados del método se han visto en la Comarca Lagunera, también centros de investigación sobre el tema han verificado el grado de utilidad de este sistema.

El Centro de Irrigación Tecnológica de la Universidad del Estado de California, Estados Unidos, evaluó el sistema de irrigación subterránea con tubería porosa Gala pro, durante varios meses de 1995 y posteriormente en 1996. En 1995, tres líneas de tubería porosa fueron enterradas a una profundidad de 35 cm y colocadas con cantalupos.

Mientras que en el campo de prueba del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), en Saltillo, Coahuila, una sola línea de tubería porosa se enterró a una profundidad de 20 cm a lo largo de 100 metros. El tiempo de irrigación fue de una hora por día a una presión de 0.6 bar.

Los resultados reportaron que la tubería del tipo poroso es adecuada para proporcionar la cantidad de agua requerida por los suelos en sus diferentes estratos y distancias. A un espacio de 90 cm de ancho y a 45 cm de profundidad se logró cubrir un área específica con una descarga de agua de 1.1-1.4 l/m/h durante el periodo fijado. Y en condiciones de una hora de riego, tomó 11 días depositar entre 22 y 24 por ciento de agua en el suelo, es decir, el requerimiento de humedad para la mayoría de los cultivos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO