Ciencia y tecnología

Descubren esqueleto de 9 mil 900 años en cenote de Tulum

El hallazgo destaca porque sus patrones craneales muestran la presencia de al menos dos grupos humanos morfológicamente diferentes que viven por separado en México

Teorema Ambiental/Redacción

Tulum, Quintana Roo, 18 de febrero de 2020.— Un grupo de antropólogos quedó maravillado luego que fue descubierto en el fondo de un cenote de Tulum, Quintana Roo, el esqueleto de una mujer, datado en nueve mil 900 años y destacó por contar con rasgos particulares que permitirán nuevos estudios.

Los humanos habitaron la península de Yucatán desde el Pleistoceno tardío (entre 126,000 y 1,700 a. de C.) y mucho de lo que se sabe de estos primeros pobladores proviene de nueve esqueletos humanos bien conservados que se encuentran en las cuevas y sumideros sumergidos en los cenotes de la región.

Sin embargo, este hallazgo, realizado por Wolfgang Stinnesbeck, de la Universidad de Heidelberg, describe un nuevo esqueleto completo al 30 por ciento, encontrado en la cueva submarina Chan Hol y fue datado con métodos no dañinos que incluyeron mediciones craneométricas, que pudieron comparar con otros 452 cráneos encontrados a lo largo del continente y, particularmente, en las cuevas de Tulum.

El análisis mostró que se trata muy probablemente de una mujer de aproximadamente 30 años de edad que tiene una forma que no es ni especialmente ancho o estrecho, con pómulos anchos y una frente plana, similar a los otros cráneos de Tulum con los que fue comparado.

Todos ellos tenían caries, es decir, fueron sometidos a una dieta alta en azúcar. Sin embargo, a diferencia de los otros cráneos de la región conocidos en un rango de edad similar, que tienden a ser largos y estrechos, y muestran dientes desgastados (lo que sugiere alimentos duros en su dieta) sin caries.

Los autores sugieren que estos patrones craneales muestran la presencia de al menos dos grupos humanos morfológicamente diferentes que viven por separado en México durante este cambio del Pleistoceno al Holoceno.

“Más de un grupo de personas llegó primero al continente americano o que hubo tiempo suficiente para que un pequeño grupo de colonos tempranos que vivían aislados en la península de Yucatán desarrollaran una morfología del cráneo diferente. La historia de los primeros asentamientos de América, por lo tanto, parece ser más compleja y, además, haber ocurrido antes de lo que se suponía anteriormente”, sugieren los investigadores sobre este nuevo descubrimiento.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO