Cambio climático

Huracán categoría 4 impacta este de la India; es el más fuerte en 20 años

Se ha evacuado a unos 3 millones de habitantes en el este de este país y Bangladés, pese a que continúa la contingencia sanitaria por COVID-19 en ambos países

Teorema Ambiental/Redacción

Khulna, Bangladés, 21 de mayo de 2020.— El ciclón Amphan, considerado el más potente en dos décadas en el golfo de Bengala, tocó tierra el miércoles en el este de la India y Bangladés, provocando lluvias torrenciales y vientos de hasta 190 km/h, que generaron importantes ´pérdidas materiales.

Por ello, ambos países han evacuado a unos tres millones de habitantes, pese a que continúa la contingencia sanitaria por COVID-19 en las dos naciones.

El fenómeno tocó tierra alrededor de las 18:00 horas tiempo local al sur de la ciudad de Calcuta, en dirección a Bangladés, con un saldo preliminar de tres muertos en ambos países.

El ojo de la tormenta se encuentra sobre la isla de Sagar, en el estuario del río Hoogly, por lo que los meteorólogos temen una marejada con olas de hasta cinco metros de altura.

En Calcuta la gente está atemorizada mientras las ráfagas atraviesan la ciudad, golpeando puertas y ventanas. “No he visto una situación parecida en mi vida”, declaró una testigo del fenómeno.

Mientras que amplias zonas de la capital del estado indio de Bengala Occidental están sin electricidad, que fue suspendida como mecanismo preventivo para evitar accidentes.

El gobierno de Bangladés ordenó la evacuación de 2.4 millones de personas que viven en zonas costeras bajas. En la India, más de 650 mil personas fueron evacuadas en la provincia de Bengala Occidental y en la región vecina de Odisha.

Amphan alcanzó la categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson el lunes, con vientos de 200 a 240 km/h, y es el ciclón más potente que se produjo en el golfo de Bengala desde 1999. Ese año, un ciclón mató a diez mil personas en Odisha.

Por ello, las autoridades indias y de Bangladés esperaban enormes daños materiales.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO