Cambio climático

El dióxido de carbono podría extinguir la biodiversidad del planeta

Un grupo de científicos de la Universidad de Toronto en Canadá llegaron a la conclusión, de que decenas de miles de animales y plantas podrían quedar extintas en las próximas décadas, por efecto del calentamiento global.

Los expertos creen que si los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera duplican los de tiempos preindustriales —lo cual se prevé que ocurrirá hacia fines de este siglo— la biodiversidad será arrasada.

Este estudio es el resultado de una investigación sobre la forma en que el calentamiento afectará la biodiversidad del planeta en las próximas décadas.

El trabajo se realizó en los refugios de vida silvestre más preciados del planeta y en los cuales se encuentra el 44 por ciento de las plantas y 35 por ciento de los animales vertebrados.

«Ya no debemos preocuparnos sólo de los osos polares y los pingüinos», señaló Lee Hannah. «Si esas zonas dejan de ser habitables a causa del calentamiento global, habremos destruido los últimos santuarios con que muchas de esas especies contaban.»

Los científicos, encabezados por el canadiense Lee Malcolm, investigaron la forma en que las temperaturas en aumento podrían afectar la riqueza de especies de 25 «nichos de biodiversidad», zonas del planeta ricas en especies que no se encuentran en ningún otro lado.

Los 25 sitios incluidos en el estudio cubren apenas 1 por ciento de la masa terrestre global, pero contienen alrededor de 44 por ciento de las plantas y 35 por ciento de los animales vertebrados del planeta.

«El cambio climático es una de las amenazas más graves a la biodiversidad. Ahora tenemos fuertes pruebas científicas de que el calentamiento global conducirá a una pérdida catastrófica de especies en todo el planeta», expresó Malcolm.

Al elevarse las temperaturas debido a las crecientes concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, muchas especies se extinguirán, advierte el estudio.

Por ejemplo, en el tiempo relativamente corto de que dispondrán para adaptarse al cambio climático, animales y plantas de montaña, que necesitan temperaturas frías, no podrán emigrar a altitudes mayores, y tampoco las especies que requieren de humedad lograrán evolucionar para adquirir resistencia a la sequía.

El estudio, publicado en la revista Conservation Biology, predice que muchos hábitats únicos se perderán cuando el cambio climático propicie rápidas alteraciones en el ambiente.

«Proyectamos la pérdida eventual de miles, quizá decenas de miles de especies endémicas de plantas y vertebrados ante un clima asociado con una duplicación de las concentraciones de dióxido de carbono», expresa el estudio.

Entre los refugios de vida silvestre más afectados se cuentan la región floral de El Cabo, en Suráfrica, el paisaje natural del suroeste de Australia, los Andes tropicales y los bosques de la costa atlántica de Brasil, Paraguay y Argentina.

«Si bien algunos refugios parecen excepcionalmente vulnerables al calentamiento global. también se observaron tasas altas de pérdida de hábitat en zonas que no son refugios, lo cual indica la naturaleza global de la amenaza que el cambio climático representa para la biodiversidad», advierten los científicos.

El modelo de computadora utilizado por los especialistas descubrió que en algunos casos las extinciones en masa causadas por el cambio climático fueron mayores que las ocasionadas por la deforestación, que para muchos ambientalistas es la actividad humana más destructiva.

En la evaluación del peor de los casos, una duplicación de las concentraciones de dióxido de carbono condujo a la extinción de 40 por ciento de las especies en algunos de los refugios, es decir, una pérdida potencial de unas 56 mil especies de plantas y 3,700 de vertebrados.

Fuente: The Independent

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO