Cambio climático

El derretimiento polar aumenta efectos del fenómeno de El Niño

Un nuevo estudio reviró la creencia original sobre que no había una relación directa entre la crisis climática y este proceso natural de las corrientes marinas

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 30 de enero de 2020.— La fusión acelerada del hielo marino en el Polo Norte tiene efectos en los patrones climáticos cerca del ecuador del océano Pacífico, de acuerdo con un estudio publicado en la revista PNAS.

De acuerdo con Charles Kennel, físico y exdirector de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego, y Elena Yulaeva, se descubrieron evidencias sobre cómo el deshielo establece una cadena de eventos en movimiento que envía aire frío hacia el ecuador en la atmósfera superior.

La conclusión provino al combinar análisis informáticos de datos históricos para identificar qué fenómenos atmosféricos también cambian a medida que disminuye el hielo del Ártico, un proceso que se ha acelerado desde 1999.

“Hay una relación definitiva y un cambio en el clima tropical del Pacífico. Ahora hay una red de correlaciones consistentes”, dijo Kennel.

El océano Pacífico es considerado uno de los mayores, impulsores del clima global. Lo que se origina en el Pacífico, incluidos los patrones de agua ecuatorial cálida conocidos como fenómenos de El Niño y La Niña, afecta el clima en todos los continentes. Mientras que el derretimiento del hielo marino en el Ártico podría tener un alcance global que influye directamente al océano Pacifico.

El derretimiento afecta el clima al elevar primero la temperatura de las aguas superficiales en el océano Ártico. La mayor parte de la luz solar rebota en el hielo, mientras que el agua oscura absorbe alrededor del 93 por ciento de la luz solar.

El calor crea la convección del aire que alcanza el límite de la troposfera y la estratosfera por encima. El aire no tiene a dónde ir sino al sur. Este movimiento va de la mano con los patrones climáticos típicos que han causado un clima frío de “vórtice polar” en el medio oeste de EEUU e inundaciones de grandes proporciones en Asia en los últimos años.

Esta teoría contraviene la postura de que este aire generado en el Ártico no podía llegar al ecuador.

Con esto, las tormentas de El Niño cambian. Los clásicos El Niño presentan acumulaciones de agua tibia en el extremo oriental del océano Pacífico frente a América del Sur. Ahora, los eventos de El Niño que comienzan en el océano Pacífico Central son los que responden a la llegada del aire ártico cerca del ecuador.

Como ejemplo, Kennel sugirió que debido a que gran parte de la lluvia de California proviene de las tormentas de ríos atmosféricos que se desarrollan en el Pacífico Central, la conexión Ártico-Trópico merece un estudio más profundo.

Agregó que su investigación sugiere que los cambios en el hielo marino del Ártico están causando cambios en el ecuador. Sin embargo, “señala el camino hacia estudios que podrían hacer eso”, dijo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO