Biodiversidad

Reportan baby boom de gorilas en Uganda

Según el último censo, de finales de 2019, en la actualidad existen más de mil 60 ejemplares de gorilas de montaña, por lo que la especie todavía es considerada en peligro de extinción

Teorema Ambiental/Redacción

Kampala, Uganda, 22 de septiembre de 2020.— En el Parque Nacional del Bosque Impenetrable de Bwindi, ubicado al suroeste de Uganda, se reportó el nacimiento de al menos cinco gorilas de montaña nacidos entre mediados de julio e inicios de septiembre, lo cual fue recibido con alegría por los científicos conservacionistas de ese país.

“Es una noticia muy esperanzadora en mitad de un momento difícil, ya que, con la caída del turismo por el confinamiento sanitario por el covid-19, muchos ugandeses han perdido sus métodos de subsistencia, mientras que aumentó la cacería furtiva”, explicó Gladys Kalema-Zikusoka, fundadora de la organización Conservation Through Public Health (CTPH).

Mientras que la Autoridad para la Vida Salvaje de Uganda (UWA, por sus siglas en inglés) señaló que dichos nacimientos son considerados un baby boom de gorilas que los guardabosques han registrado desde finales de abril.

Los gorilas de montaña son una especie endémica de la cordillera que divide Uganda, Ruanda y la República Democrática del Congo.

Además, se han reportado aumentos en las poblaciones de estos primates en las últimas décadas gracias a los esfuerzos de las autoridades ambientales de los tres países, algunas organizaciones no gubernamentales y los guardabosques.

Según el último censo, de finales de 2019, en la actualidad existen más de mil 60 ejemplares de gorilas de montaña, por lo que la especie todavía es considerada como en grave peligro de extinción. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los gorilas de montaña continúan amenazados por enfermedades respiratorias, el furtivismo, pues en ocasiones caen en las trampas colocadas para otros animales, los cambios de clima e incluso las guerras.

Sin embargo, son la única especie de grandes simios cuyas poblaciones están aumentando, ya que después de décadas de deforestación intensa en todo el este de África (se estima que Uganda perdió el 67 por ciento de sus bosques desde los años noventa), su principal amenaza es la reducción de su hábitat.

“Como apenas si queda un puñado de bosques adecuados para esta especie, el número de gorilas de montaña no podrá crecer mucho más. Nadie sabe en qué momento las poblaciones de gorilas alcanzarán ese límite. Pero creemos que, en el caso de Uganda, eso ocurrirá dentro de poco tiempo”, agregó la especialista.

“Creo que debemos celebrar los últimos nacimientos como otra victoria para preservar el futuro de la especie. Es una noticia muy positiva. Gracias a estas crías, la variedad genética de las poblaciones futuras será mucho más variada y prometedora”, finalizó.

Las guerras civiles, la explotación de los recursos y la caza furtiva (que no tiene por qué ser contra los gorilas pero sí les acaba afectando porque caen en trampas), enfermedades respiratorias y el cambio climático son los principales causantes de sus muertes.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO