Biodiversidad

Renuncia veterinario que ordenó castrar a oso que merodeaba en Mty

El funcionario se había negado a renunciar y amenazó con demandar a la Profepa por “despido injustificado”, porque la castración fue propuesta y avalada por expertos en osos en el país

Teorema Ambiental/Redacción

Monterrey, Nuevo León, 3 de septiembre de 2020.— El veterinario Martín Vargas Prieto renunció a su cargo en la Dirección General de Inspección y Vigilancia de Vida Silvestre, Recursos Marinos y Ecosistemas Costeros, de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), este martes, luego de las críticas por ordenar la castración al oso negro que apareció en el Parque Ecológico Chipinque, conviviendo con un grupo de mujeres, y merodeando en algunas casas del municipio San Pedro Garza García.

El funcionario universitario fue criticado por la titular de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Blanca Alicia Mendoza.

Luego que el animal fuera capturado por personal de la Profepa y llevado a la UANL para su valoración y posterior castración, presuntamente para calmar su temperamento y se pudiera mantener alejado de las personas, fue reubicado en la Sierra del Nido en Chihuahua.

Vargas Prieto se había negado a firmar la renuncia y amenazó con demandar a la Profepa por “despido injustificado”, bajo el argumento de que la castración fue propuesta y avalada por expertos en osos en el país.

Sin embargo, la titular de la Profepa y la subprocuradora de Recursos Naturales de la Profepa, Abigail Díaz de León, lo amenazaron con presentar denuncias en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR) y el Órgano Interno de Control por daños a una especie “En Peligro de Extinción”, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059.

Sin embargo, trascendió que la opinión técnica de los especialistas fue verbal y no existe un documento que lo acredite, mientras que la procuradora prefirió desmarcarse antes de ser responsabilizada por el caso.

Antes de ser liberado el úrsido recibió un transmisor satelital para monitorearlo y dar seguimiento a su desplazamiento, a cargo del doctor Carlos López González, investigador de la Universidad Autónoma de Querétaro, quien trabaja con osos en Sonora y Chihuahua.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO