Biodiversidad

¿Qué determina las variaciones de color en los huevos?

Esta variedad está determinada por la necesidad de termorregulación, que es clave para la supervivencia del embrión

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 26 de diciembre de 2019.— En el pasado se han manejado diferentes teorías para explicar por qué los huevos tienen diferentes colores. Algunos científicos pensaron que se trataba de un camuflaje para escapar de predadores: otros, indicaron que es una barrera para mitigar los efectos dañinos de la radiación ultravioleta en el ADN del embrión, incluso ayudar a las aves a reconocer sus huevos.

Sin embargo, hay otro elemento que influye en la variación de colores: la temperatura.

“Encontramos que los huevos en climas más fríos tienden a ser más oscuros y marrones. Y en las áreas más calientes cerca de la línea ecuatorial los huevos son más claros y más variados en color”, dijo Daniel Hanley, profesor de Ecología y Evolución de la Universidad de Long Island en Nueva York.

De acuerdo con sus conclusiones, la supervivencia del embrión dentro del huevo depende de que se mantenga en un rango limitado de temperatura.

“Encontramos que los huevos en climas más fríos tienden a ser más oscuros y marrones. Y en las áreas más calientes cerca de la línea ecuatorial los huevos son más claros y más variados en color”, aseguró.

La supervivencia del embrión dentro del huevo depende de que se mantenga en un rango limitado de temperatura, por lo que el color ayuda a mantener estos parámetros. Las aves que viven en hábitats fríos tienen huevos más oscuros, que se calientan más rápido que otros más claros.

Además, descartó que el factor clave para determinar el color sea la radiación ultravioleta porque los huevos oscuros serían más efectivos a la hora de bloquearla, pero en estas condiciones ponen huevos más claros.

Los científicos también confirmaron que los huevos más oscuros efectivamente se calientan más rápido que los claros, y mantienen esa temperatura por más tiempo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO