Biodiversidad

Presentan Protocolo para la Atención de Incendios en la Ciudad de México 2020

Este protocolo fortalece la comunicación entre instituciones locales y federales para mejorar la actuación y resguardar la integridad física de quienes se dedican al cuidado y conservación de los recursos naturales

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 28 de enero de 2020.— En su calidad de presidenta del Consejo Forestal de la Ciudad de México, Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina, presentó la actualización del Protocolo para la Atención de Incendios en la Ciudad de México 2020.

Acompañada de la secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) de la Ciudad de México, Miriam Urzúa Venegas, así como de representantes de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Robles García aseguró que esta actualización contempla mejores estrategias para contener los incendios.

Sostuvo que este protocolo fortalece la comunicación y estrategia entre varias instituciones locales y federales, con el objetivo de mejorar la actuación y resguardar de mejor forma la integridad física de quienes se dedican al cuidado y conservación de los recursos naturales de la Ciudad de México.

“Creo que es fundamental realizar estos esfuerzos, estos ejercicios de coordinación, esta idea de un plan conjunto muy bien planeado, donde están afinados cada uno de los detalles del protocolo que tenemos que seguir, donde cada uno hacemos lo que nos toca, respetando la línea de mando en esto”, dijo.

Este año también se reforzará la preparación y capacitación para atender y contener incendios: “Juntos podemos hacer un gran equipo para atender y contener este fenómeno que debemos de manejar con muchísimo cuidado.”

Durante la reunión, donde también se llevó a cabo la integración del Programa Estatal de Manejo del Fuego 2020, Luis Posadas Bonilla, jefe de Unidad Departamental de Prevención, Control y Combate de Incendios Forestales de Sedema, explicó que el protocolo, a diferencia del anterior, considera un apartado específico de los incendios que ocurren en zonas de interfaz urbano-forestal.

“Se pretende que cada área atienda de acuerdo con su experiencia y atribuciones para trabajar de manera ordenada y coordinada en este tipo de incendios que son más complicados debido al riesgo que puede correr la población”, agregó.

Comentó que la Conafor y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) recopilaron información estadística sobre los lugares donde se presenta el mayor número de incendios:

“Ellos en este estudio decidieron cuáles eran las áreas prioritarias con base en cargas de combustibles (pasto, ramos y tipo de terrenos). Estos factores influyen en el comportamiento de un incendio y en este protocolo ya no se maneja que los incendios se clasifiquen por fase, sino por tipo, es decir, si un incendio es tipo 5, es el menos complejo, y el tipo 1, es el más complejo. El espíritu del protocolo es fortalecer la coordinación entre los brigadistas y personal que apoya en todo el proceso para combatir incendios.”

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO