Forestal

Sierra Gorda obtiene certificación internacional por captura de carbono

Como fruto de 15 años de trabajo el proyecto de conservación en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda es el primero en el país en recibir la certificación por dos estándares internacionales

México.— El proyecto de captura de carbono en la Biosfera de Sierra Gorda, Querétaro, se ha convertido en el primero en el país en recibir la certificación de dos estándares internacionales en el mercado de carbono diseñado para asegurar la integridad ecológica y los beneficios para las comunidades.

El proyecto denominado “Secuestro de Carbono en Comunidades de Pobreza Extrema en la Sierra Gorda de México”, lanzado en 1997 por el Grupo Ecológico Sierra Gorda, IAP, y que ahora es operado por Bosque Sustentable, AC, es uno de los programas de conservación que obtienen ingresos por la plantación de árboles y la absorción de dióxido de carbono para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero.

El certificado fue otorgado por el Estándar Verificador de Carbono, líder en el mercado internacional voluntario de carbono y, Clima, Comunidad y Biodiversidad, que asegura que proyectos de carbono tengan beneficios para comunidades y biodiversidad.

“La validación bajo estas normas demuestra la integridad de las compensaciones de Sierra Gorda y el valor global de los esfuerzos para restaurar los ecosistemas, preservar la biodiversidad, aliviar la pobreza y el carbono en la Reserva”, dijo Timothy E. Wirth, presidente de la Fundación de las Naciones Unidas, que fue el primer donante para las compensaciones de carbono en el marco de este proyecto.

“Es un paso adelante muy importante en nuestro trabajo para ofrecer alternativas a los agricultores locales y fortalecer la economía de la conservación de la Sierra Gorda”, dijo Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo, directora general del Grupo Ecológico Sierra Gorda.

Aunque este proyecto consiste en la plantación de árboles, las organizaciones de la Sierra Gorda también son pioneras en los esfuerzos para desarrollar mercados de los ecosistemas para otros valores ecológicos de la sierra, que actúa como un filtro de agua masiva de las zonas bajas y apoya la valiosa biodiversidad.

Una característica única de este proyecto es que se trata de un gran número de pequeñas repoblaciones, con reforestaciones tan pequeñas como 0.5 hectáreas, que se encuentran dispersas a lo largo de las escarpadas montañas de la Sierra Gorda. Este tamaño mínimo de la reforestación, mucho más pequeño que un proyecto de carbono forestal típico, permite a la Sierra Gorda involucrar a los agricultores en condiciones de pobreza en zonas muy remotas. Hasta 2013, se espera que este proyecto incluya a 289 pequeñas repoblaciones con un total de 305.7 hectáreas.

Sierra Gorda, que forma parte de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO, es el área más diversa en los ecosistemas protegidos en México y ocupa el segundo lugar en el país en términos de biodiversidad global.

Fuente: Redacción Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO