Especies

Berrendo peninsular se multiplica exitosamente en Baja California

Al inicio de la temporada de nacimientos de berrendo peninsular, la Conanp registra más de 55 crías que son amamantadas por sus madres en el Llano del Berrendo

Teorema Ambiental/Redacción

La temporada de nacimientos de berrendo peninsular (Antilocapra americana peninsularis), ha iniciado en la península de Baja California de manera exitosa, pues hasta el momento se han contabilizado más de 55 crías, de una especie que estaba en peligro crítico de extinción y que era considerada la única gacela que habita el continente americano.

Los berrendos suelen experimentar partos gemelares; al nacer pesan alrededor de dos a tres kilogramos, y alrededor de los tres meses de nacidos, son destetados por sus madres para continuar con una dieta a base de flores, brotes tiernos de hierbas y arbustos silvestres, dentro de la estación de reproducción Llano del Berrendo en Baja California, y la estación La Choya en Baja California Sur.

Esta subespecie, considerada en peligro de extinción dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010, recupera paulatinamente su población, como resultado de la colaboración entre la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable (Endesu), el Proyecto GEF Especies en Riesgo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), empresa Exportadora de Sal, SA de CV, y los dueños de los ejidos en los cuales se recupera y desarrolla libremente esta especie.

berrendo-bc

Se espera que hacia mediados del mes de abril, hayan nacido todas las crías de esta temporada, que se considera muy promisoria para la especie, pues hubo abundantes lluvias durante el invierno, por lo que hay mucho alimento a su disposición.

El Programa de Recuperación del Berrendo Peninsular (PRBP) y su hábitat inició hace 20 años (1998-2019) cuando la subespecie se encontraba al borde de la extinción, y a partir de la captura de un pequeño hato inicial de ejemplares silvestres.

Desde entonces, ha ocurrido un incremento de su población por arriba de los 500 ejemplares, mismos que son manejados de forma diferenciada (manejo intensivo, manejo extensivo y vida libre), en ejidos que han aportado una superficie de 54 mil hectáreas como espacio de conservación exclusivo para el berrendo.

Los dueños de las tierras, cuentan con el apoyo de asesorías y subsidios gubernamentales por parte de la Conanp, por medio de diferentes programas y métodos de apoyo, públicos y privados que han generado una base sólida de confianza mutua para solucionar las amenazas que enfrenta esta especie en una sinergia exitosa entre los diferentes sectores de nuestra sociedad.

El PRBP ha integrado el manejo de los hatos en grandes encierros, con un control territorial que permite mitigar las amenazas que podrían enfrentar los ejemplares, tales como la caza ilegal, la sequía, la depredación y la competencia por alimento con especies ganaderas.

La estación de reproducción Llano del Berrendo, es visitada por más de tres mil personas cada año, que acuden para observar esta especie y conocer los detalles del exitoso proceso que se ha seguido para su recuperación.

Hace apenas 60 años la población se vio reducida en un 81.9 por ciento, a punto de la extinción.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO