Agua

UNAM e IPN crean alianza para cuidar el agua

El acuífero del Valle de México tiene una sobreexplotación de aproximadamente 24 metros cúbicos por segundo

Teorema Ambiental/Redacción

Con el fin de elaborar programas y estrategias que ayuden a reducir la sobreexplotación del acuífero del Valle de México, y contribuyan al cuidado del agua, el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Alberto Rodríguez Casas, firmó un convenio de colaboración con el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, y con el presidente del consejo directivo de la asociación civil “2050 El Equilibrio Hidrológico Cuenta”, Guillermo Guerrero.

Según estimaciones, desde hace años el acuífero del Valle de México tiene una sobreexplotación de aproximadamente 24 metros cúbicos por segundo, lo que genera hundimientos, rotura de tuberías, pérdida de agua y afectaciones al drenaje, entre otros problemas.

El director general del IPN destacó que esta alianza es fundamental, porque de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para 2030 algunas regiones enfrentarán condición de escasez al recibir niveles cercanos o inferiores a los mil metros cúbicos por habitante.

Rodríguez Casas anunció que, para refrendar el compromiso del IPN con la investigación, la coordinación interinstitucional y el cuidado del medio ambiente y recursos naturales, a finales de este año se inaugurará en el Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), Unidad Legaria, una nueva torre de investigación, en la que se instalará el Laboratorio Nacional de Ciencia, Tecnología y Gestión Integrada del Agua.

La definición formal de esta alianza estratégica tiene gran relevancia para esta casa de estudios, ya que con la puesta en marcha de dicho laboratorio se realizarán investigaciones, proyectos y propuestas para el cuidado del vital líquido, subrayó.

“En ese empeño se inscriben también los constantes e importantes proyectos, propuestas y aportaciones de diversos equipos de investigación científica y desarrollo tecnológico, de integrantes de la comunidad, para contender con el deterioro ecológico y velar por el cuidado de nuestros recursos naturales”, dijo.

Por su parte, el rector de la UNAM mencionó: “unimos esfuerzos y cumplimos con la misión de ambas instituciones educativas. En nuestra Ley Orgánica está claro que debemos colaborar a resolver los problemas del país y, en el caso del IPN, poner la técnica al servicio de la patria. Esperamos resultados por el bien de México”.

Indicó que para elaborar propuestas que ayuden a atender el actual problema hídrico y crear una conciencia sobre el uso racional del agua, se requerirá la participación de la Coordinación de la Investigación Científica de la UNAM, la de Humanidades, y del Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad, entre otras entidades.

En su oportunidad, la próxima directora de Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, resaltó que la visión del próximo gobierno en el tema del agua es de preocupación, por lo que se pronunció por impulsar una nueva Ley General de Aguas Nacionales, reformar el marco jurídico y para ello, se necesitará del apoyo de las instituciones de educación para tener una opinión sólida en materia de manejo integral del vital líquido.

“La Conagua estará dispuesta para ayudar a las instituciones; se necesita mucho apoyo en el sentido de conjuntar la suma de todos, con una visión de largo plazo. Yo lo que espero de ustedes es ayuda”, recalcó.

El acuerdo firmado tiene el propósito de impulsar proyectos de investigación en materia de protección al ambiente, sobre todo en el tema del agua, promover el intercambio científico, tecnológico y cultural con instituciones educativas y organismos nacionales e internacionales, además de organizar cursos y conferencias.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO