Tendencias

Este domingo ocurrirá un eclipse de “anillo de fuego”

También conocido como eclipse solar anular será visible en Canadá y el noreste de Rusia

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 19 de junio de 2020.— El eclipse solar anular, también conocido como “anillo de fuego”, ocurrirá este domingo 21 de junio y será visible en Asia, África y el sureste de Europa. Este fenómeno astronómico ocurre cuando la Luna está más alejada de la Tierra, por lo que se ve más pequeña en el firmamento y no alcanza a ocultar completamente al Sol, por lo que pese al eclipse, persiste un “anillo de tono anaranjado” alrededor.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) explicó que por estas circunstancias no debe ser observado directamente, el Sol no está totalmente oculto y puede afectar a la vista, ya que la pupila se abre al máximo y se puede provocar daño irreversible en la retina.

El círculo que rodeará a la Luna estará visible por algunos minutos y se recomienda utilizar lentes especiales para disfrutar del espectáculo o bien observarlo a través de un monitor.

Este eclipse destacará porque será uno de los más profundos que se han registrado, pues se estima que el Sol quedará oscurecido en un 99 por ciento.

El siguiente eclipse solar anular ocurrirá el 14 de diciembre de 2020 y será visible en Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, y partes de Brasil, Ecuador y Perú.

De acuerdo con la NASA, el fenómeno se podrá disfrutar únicamente en África, Medio Oriente, India y China, entre las 3:50 y las 8:04 horas UT.

Además, este fenómeno astronómico cobra relevancia porque, de acuerdo con el investigador Paolo Tagaloguin sería realmente el momento en el que el calendario maya establecía como el del fin del mundo.

Tagaloguin explicó que los cálculos se habían hecho de manera incorrecta y en el calendario juliano el mundo apenas llegó al 2012. Afirma que en la adaptación del calendario de la cultura maya al gregoriano no se sumaron dos mil 948 días y al corregir, el 21 de diciembre de 2012 sería el próximo 21 de junio.

Algunos investigadores indican que el fin del calendario maya pudo haber sido solo el fin de un ciclo y no la predicción del Apocalipsis.

El astrónomo Phil Plait descartó la teoría de Tagaloguin y aclaró que no hay ningún indicio científico que apunte a que los mayas esperaban el fin del mundo. También comentó que las cuentas de los “días perdidos” entre los calendarios son totalmente erróneas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO