Sostenibilidad

Veremos una situación nada grata por COVID-19: José Sarukhán

Resultado de la falta de seriedad y de disciplina; de no mantenernos en casa, de no mantener la sana distancia y de no aplicar medidas de aseo e higiene

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 1 de junio de 2020.— El coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y exrrector de la UNAM, José Sarukhán Kermez, advirtió que el país vivirá una situación nada grata, en cuanto a la pérdida de vidas humanas, así como en la nueva normalidad cuando logre reducirse el número de casos de COVID-19 en el país, como consecuencia de la falta de seriedad y disciplina de la población.

Criticó la falta de respeto de muchos sectores de la población a las medidas sanitarias pues consideró que reflejan “las fallas estructurales sociales de los sistemas educativos, porque a lo largo de varias décadas no se ha imbuido a los estudiantes, aparte de conocimientos básicos, un sentido de disciplina cívica, que incluye no solo el bien de uno mismo, sino el respeto del bien de los demás”.

Este comportamiento, de acuerdo con el titular de la Conabio, ha provocado la emergencia sanitaria que se vive actualmente en este país.

“Me temo que vamos a ver una situación que no es nada grata, resultante de la falta de seriedad, de disciplina, de mantenernos en casa, de mantener sana distancia y aplicar medidas de aseo e higiene. Será una indisciplina costosísima, fundamentalmente desde el punto de vista de vidas humanas, pero también económica, social y política”, mencionó.

Además, señaló que “la pérdida de contacto de los seres humanos con la naturaleza y una forma de vida que daña profundamente la biodiversidad y el medio ambiente condujeron a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2” y agregó: “Se supone que somos personas que entendemos las cosas, que podemos sintetizar información, deducir una serie de cuestiones y no lo estamos haciendo. Estamos conduciendo una forma de vida que afecta profundamente a la naturaleza.”

Te puede interesar: Industria debería estar volcada a desarrollar energías limpias: Sarukhán

También recordó que la humanidad siempre ha dependido de la naturaleza para una cosa muy sencilla: alimentarnos, “Por lo que nuestra relación con la naturaleza es una relación absolutamente íntima, de vida. En el pasado la gente se despertaba en medio de la naturaleza, no en un edificio de 14 pisos, y vivía en contacto con la naturaleza, no solo con algunas plantas.”

Sin embargo, la cultura de consumo masivo de la sociedad mundial “nos ha hecho perder el contacto con la naturaleza y el sentimiento de dependencia total hacia ella” y puso como ejemplo la depredación de enormes áreas de bosques y selvas para producir comida, “a través de la agricultura y la ganadería, y la mayor parte de las personas no nos damos cuenta de esto”.

“Cada cosa que consumimos o comemos tiene un impacto ambiental que afecta a la naturaleza. Además de que no contamos con una cultura de la naturaleza ni del impacto del consumo, y nadie nos enseña”, dijo en referencia a que mucho de lo que comemos, no solamente genera severos problemas de salud como obesidad, diabetes e hipertensión, que afectan enormemente la vida.

Por ello, consideró que esa pérdida de contacto con la naturaleza es la que en gran medida ha provocado estas tragedias horribles como las epidemias, pues la demanda de una mayor cantidad de alimentos con técnicas agrícolas totalmente inaceptables ha provocado una gran pérdida de ecosistemas. Como consecuencia, “el contacto con animales se incrementa enormemente” y empiezan las grandes epidemias como el ébola, el SARS y todas esas enfermedades provocadas por el contacto de organismos silvestres que antes no eran frecuentes.

También señaló que la crisis climática es otro de los daños que se ha generado al planeta por la actividad humana. “Es momento que razonemos y apuntemos hacia la conservación y el buen manejo porque de esto depende todo el bienestar humano. Si no nos detenemos, los ecosistemas no van a llevar a cabo sus servicios de generación de oxígeno, de captura de CO2, de captura de agua para que podamos tener alimentos, ríos y manantiales permanentemente”, advirtió.

Finalmente, indicó que la sociedad actual en el mundo vive una especie de desapego de la vida con la naturaleza, “a la cual mucha gente la ve como si fuera National Geographic o History Channel y no la base fundamental de la que venimos y de la que seguimos dependiendo” y recordó que la dependencia a la naturaleza es simple: “tenemos que comer y comemos naturaleza, y eso no ha cambiado, aunque la industrialización de la comida haya podido cambiar esta percepción, pero generó problemas para la salud”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO