Sostenibilidad

Casi 30 empresas solicitan a ONU acuerdo global sobre contaminación plástica

Un tratado internacional permitiría obtener estándares regulatorios, métricas, metodologías, planes y objetivos comunes con relación a toda la cadena de valor del plástico en el mundo

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 30 de diciembre de 2020.— Henkel, empresa alemana fabricante de productos de consumo e industriales, aprobó un manifiesto empresarial que solicita a los gobiernos que negocien y acuerden un tratado de las Naciones Unidas (ONU) sobre contaminación plástica.

Este llamado a la acción colectiva se da previo a la quinta sesión de la Asamblea Ambiental de las Naciones Unidas (UNEA5), la cual está programada para la última semana de febrero de 2021 en Nairobi, Kenia. Asimismo, esta solicitud coincide con la publicación de un nuevo informe de coautoría del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), la Fundación MacArthur y Boston Consulting Group, el cual describe la necesidad de un acuerdo internacional vinculante para abordar la contaminación plástica.

Cada año, 11 millones de toneladas métricas de plástico se filtran al medio ambiente, contaminando los océanos y otros ecosistemas vitales. Las propuestas actuales parecen no estar a la altura para abordar exitosamente el problema de los desechos plásticos a escala mundial. Por ello, Henkel decidió unirse con otras grandes empresas en este manifiesto corporativo, el cual solicita un acuerdo internacional para abordar este tema.

“Los desechos plásticos que terminan en el medio ambiente, es uno de los mayores desafíos que enfrenta actualmente la humanidad. En Henkel, reconocemos nuestra responsabilidad de abordar este problema mundial y es por esta razón que hemos tomado medidas. Estamos comprometidos a impulsar el progreso hacia una economía circular a lo largo de toda nuestra cadena de valor, promoviendo soluciones sostenibles que contribuyan a evitar los desechos plásticos”, dijo Sylvie Nicol, miembro del Consejo de Administración de Henkel y responsable por Recursos Humanos y Sustentabilidad.

Las empresas como Henkel, que patrocinan esta iniciativa, exigen un tratado de la ONU que armonice el panorama complejo de los estándares regulatorios, establezca métricas y metodologías comunes, ordene el desarrollo de objetivos y planes de acción nacionales, y también apoye la innovación y el desarrollo de infraestructura para crear un campo equitativo en toda la cadena de valor del plástico.

“Las actividades que realizamos las empresas de manera individual, no serán suficientes. Necesitamos un marco global a nivel de la ONU para coordinar las acciones de las partes interesadas y ayudar a impulsar el cambio para este problema a gran escala”, añadió Nicol.

Como parte de los esfuerzos de Henkel en el tema de sustentabilidad, la compañía se ha propuesto ambiciosos objetivos con relación a los empaques de sus productos para 2025 y así promover la economía circular. Para entonces, el 100 por ciento de estos, excluyendo los productos adhesivos, serán reciclables o reutilizables, y la compañía reducirá los plásticos vírgenes de origen fósil en un 50 por ciento en los empaques de sus productos de consumo.

Adicionalmente, el propósito de Henkel es ayudar y evitar que los desechos se eliminen en el medio ambiente. Para lograrlo, apoyará las iniciativas de recolección y reciclaje de desechos e invertirá en soluciones y tecnologías innovadoras para promover el reciclaje de ciclo cerrado. Un ejemplo de esto es la asociación que tiene con Plastic Bank, una empresa social cuyo objetivo es evitar que la contaminación plástica ingrese a los océanos.

La empresa también está comprometida con otras iniciativas, tales como: la Ellen MacArthur Foundation, signatario del acuerdo global The New Plastics Economy, y la Alianza para Eliminar los Residuos Plásticos (AEPW, por sus siglas en inglés).

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO