Energía

Inviable para Pemex cumplir ley bioenergética

Petróleos Mexicanos (Pemex) no podrá añadir etanol a sus gasolinas a partir de 2007, como se lo ordenó el Congreso, porque carece de recursos para desarrollar la tecnología requerida para mezclarlo con sus combustibles, y la producción es insuficiente, reconocieron la Secretaría de Energía (Sener) y la propia paraestatal.

Manuel Betancourt, subdirector de Planeación y Evaluación de Pemex Refinación, afirmó que aunque la disposición es técnicamente factible, es necesario adecuar las refinerías para realizar la mezcla, así como la logística para transportar el combustible.

“Para cumplir el mandato del Congreso, Pemex tendrá que invertir en una nueva red de distribución y desarrollar un proyecto de conversión de plantas de metil terbutil éter (MTBE), lo cual no está contemplado en los proyectos de inversión de Pemex Refinación”, dijo.

Mediante la aprobación de la Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos, el Congreso mexicano ordenó a Pemex añadir a sus gasolinas, a partir de 2007, al menos 6 por ciento de etanol, un oxigenante que las hace más eficientes y reduce la contaminación.

El etanol es un alcohol obtenido del maíz, trigo, cebada, madera, caña de azúcar, melaza o sorgo, y sustituirá al MTBE, aditivo que hasta hoy se usa para oxigenar la gasolina.

Además, la producción actual de etanol en México no alcanza siquiera a cubrir la demanda de mezcla en gasolinas que se consume en las tres principales zonas metropolitanas del país: Guadalajara, Monterrey y Distrito Federal.

De acuerdo con un estudio de la Sener, el etanol necesario para oxigenar los 11 mil millones de litros anuales de gasolina que se consumen en México, Monterrey y Guadalajara, es de 648 millones de litros anuales, los cuales tendrían que importarse.

La producción de etanol en la zafra 2004-2005 fue de apenas 59.3 millones de litros, y en las últimas cinco zafras la producción se contrajo 2.4 por ciento en promedio anual, según estadísticas de la Unión Nacional de Cañeros.

Alejandro Dieck, subsecretario de Planeación de la Sener, confirmó que cubrir las nuevas necesidades de etanol con producción nacional es prácticamente imposible.

Además, el costo del maíz y caña de azúcar, dos materias primas para producir el etanol, es elevado y no hay excedentes suficientes para destinarlos a la generación de ese componente.

Isabel Gómez, presidenta de la Fundación Emisión, promotora de la iniciativa en el Congreso, dijo que para satisfacer la demanda inicial de etanol para las zonas metropolitanas se requieren cuatro plantas biorrefinadoras con capacidad de 150 millones de litros al año cada una.

De acuerdo con el estudio de la Sener, si dichas plantas obtuvieran etanol a partir de la caña de azúcar, se requeriría aumentar 18 por ciento al año la producción de este cultivo. Sin embargo, el precio que obtendrían los cañeros en un ingenio sería mucho más alto que en una biorrefinadora.

La incorporación de 6 por ciento de etanol por cada litro de gasolina permitirá reducir la emisión de monóxido de carbono en las zonas metropolitanas hasta 30 por ciento, dijo Gómez.

Fuente: Reforma

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO