Energía

A 5 años de Fukushima y 30 años de Chernobyl

Por Miguel Valencia

A 5 años de Fukushima y 30 años de Chernobyl: del 11 de marzo al 26 de abril. No a la energía nuclear

5-fukuCiudad de México.— Es necesario recordar estos tristes aniversarios en solidaridad con las víctimas de la energía nuclear, que se cuentan por millones y para que estas catástrofes no se vuelvan a repetir.

Es urgente cerrar Laguna Verde y las demás centrales nucleares que operan en el mundo. La energía nuclear es la más peligrosa, contaminante y costosa forma de generar electricidad. La falta de transparencia en su operación y las mentiras que dicen sobre ella los gobiernos y los técnicos que promueven estas centrales, obligan a exigir una urgente salida de la energía nuclear.

Nada se ha arreglado, las catástrofes nucleares permanecen, estamos frente a reactores dañados que siguen descargando radiactividad al medio ambiente: en Chernobyl se escapa de un sarcófago que se debilita y se fractura, en tanto que en Fukushima se infiltra por todos lados hasta el Pacífico. Los pueblos y los trabajadores de esos sitios devastados continúan siendo contaminados, principalmente por el hecho de la desinformación que promueven los poderes públicos que quieren guardar la basura nuclear bajo la alfombra.

Los isotopos radiactivos liberados por las catástrofes nucleares, se dispersan por el mundo, suben en la cadena alimentaria, se insertan en nuestros cuerpos, permanecen en ellos por años, décadas, hasta que nos enferman y provocan canceres. Las empresas y los gobiernos lo saben, como sabían desde hace muchos años de la letalidad del tabaco, el asbesto o del cambio climático y no hacen nada, sino ocultar y mentir sobre este tema. Las epidemias de cáncer son su consecuencia.

¿Qué acciones piensan realizar contra la energía nuclear?

Fuente: Ecocomunidades, imagen

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO