Desarrollo Urbano

Muestran avances en rehabilitación de la Tercera Sección de Chapultepec

El INIFAP realizó un inventario del arbolado, lo cual mostró que alrededor del 60 por ciento de los árboles de eucalipto están muertos o muy dañados

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 15 de septiembre de 2020.— Desde la zona biocultural Claussell de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Marina Robles García, y el doctor Roberto Linding Cisneros, especialista de la UNAM, explicaron las acciones de restauración ambiental que se realizan en este lugar.

Su objetivo es tener 90 por ciento o más árboles de especies nativas para recuperar la biodiversidad del Bosque de Chapultepec.

Durante un recorrido por este espacio, Linding Cisneros explicó que se realizará el retiro de arbolado muerto, en una zona de seis hectáreas de las 244 hectáreas que conforman la Tercera Sección. Para ello se utilizará una técnica de agroforestería, utilizada para la restauración ecológica, que consiste en un proceso de restauración de la estructura del bosque.

Comentó que el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) realizó un inventario del arbolado, lo cual mostró que alrededor del 60 por ciento de los árboles de eucalipto están muertos o muy dañados.

Hasta el momento se habla como mínimo de 715 árboles muertos para el retiro como parte del saneamiento forestal. Mientras que serán plantados el mayor número de árboles en un periodo de dos a tres años.

“Es importante mencionar que no se va a aplicar la misma técnica en todas las áreas de la Tercera Sección. Hay áreas en las barrancas donde conforme pasen los años se enriquece al ecosistema, plantar especies nativas que ahora son muy escasas o no están presentes y esto es muy importante porque la fauna, con el paso de los años, va a aprovechar este sitio.

“No quiere decir que no se aprovecha ahorita porque ya vimos que hay polinizadores, aves, monarcas, ya que la heterogeneidad ambiental y espacial es importante en los bosques. Vamos a generar un paisaje mucho más funcional también para la fauna”, manifestó.

Reiteró que únicamente se están retirando árboles muertos o muy dañados, en su mayoría eucaliptos, que en dos o tres años van a morir debido a la conchuela, una plaga que los debilita.

El especialista destacó la importancia de mantener la materia orgánica en el sitio: “los suelos de la Tercera Sección son frágiles de textura arenosa, de origen volcánico, muy susceptibles a la erosión, por eso es importante retirar los árboles muertos y dañados ya que son un riesgo para los visitantes, pues dentro de unos cuatro o cinco años podrán medir hasta cinco metros de altura y si caen, podrían causar daños”.

Recordó que el Bosque de Chapultepec cuenta con un programa de manejo de 2006 y lo que actualmente se realiza es actualizarlo en función de la información recabada en términos ecosistémicos del estado de la infraestructura y del bosque para conservar este bosque urbano.

“La ley obliga a conservarlo siguiendo ciertos lineamientos y en segundo lugar recuperar mucho de los servicios ecosistémicos y beneficios que este bosque aporta no solo a la ciudad sino el país en general”, abundó.

En la Tercera Sección las barrancas están bien conservadas aunque hay especies nativas e introducidas, algunas de ellas invasoras como el eucalipto y en las partes altas, en los lomeríos, la vegetación está mucho más dañada.

En el Bosque de Chapultepec hay alrededor de 100 especies nativas de plantas, por lo que uno de los objetivos del proyecto es recuperar uno de los sitios abandonados para transformarlo en una Biblioteca de Semillas, con una inversión de 1 millón 700 mil pesos.

Martín Aguilar Cervantes, subdirector Técnico del Bosque de Chapultepec, explicó que además contemplan crear convenios con diferentes instituciones educativas y de investigación para que orienten cuáles son las mejores especies y las más idóneas utilizarlas en estos procesos de restauración e incorporarlas al trabajo diario de reforestación y mejoramiento de las áreas verdes: “En función de esto estaríamos esperando que para el año que entra ya esté funcionando y forme parte de la restauración de la Tercera y Cuarta Sección.”

Por su parte, Marina Robles García reafirmó que el Bosque de Chapultepec se mantendrá como Área de Valor Ambiental y crecerá con la Cuarta Sección.

“A diferencia de lo que se hizo con la Cuarta Sección es que se va a sumar como Área de Valor Ambiental en donde también estaremos trabajando en los esfuerzos de restauración ambiental para mejorarlo”, señaló.

Y agregó que en la zona biocultural Claussell: “vamos a hacer una mezcla de técnicas y estamos siendo muy cuidadosos de que la sustitución de eucaliptos en el largo plazo sea paulatina, de manera que no se viva como una pérdida completa de esta especie que, efectivamente, tiene dificultades en nuestros ecosistemas pero que también tuvo una función importante y es finalmente una especie que durante mucho tiempo ofreció parte de su belleza”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO