Desarrollo Urbano

Los beneficios ambientales y sociales del Parque Ecológico Lago de Texcoco

El proyecto contempla recuperar humedales con acceso público, como el lago Nabor Carrillo, la ciénega de San Juan y las lagunas de Xalapango, Texcoco Norte y Recreativa

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2020.— El Parque Ecológico Lago de Texcoco (PELT) generará múltiples beneficios en tres grandes ejes en los que está planeado: protección ambiental para la zona, apertura para eventos públicos y acciones para uso público permanente, informó Iñaki Echeverría Gutiérrez, director del proyecto.

En la conferencia “Avances y Resultados de los Programas de Bienestar y Reactivación Económica”, explicó que, en materia de protección ambiental, se proyecta recuperar 12 mil 200 hectáreas, las cuales se establecerán como zona de restauración ecológica, para coadyuvar a la recuperación con vegetación nativa y fauna que se ha ido asentando en la zona de manera natural, a partir de la suspensión de la construcción del que sería el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Para realizar eventos públicos, contará con un polígono bardeado de cuatro mil 800 metros cuadrados, donde se podrán realizar: carreras y caminatas, actividades físicas grupales, ciclismo y competencias de obstáculos, entre muchos otros.

Mientras que para acciones para uso público permanente se realizarán labores de restauración ambiental, con el fin de contar con una zona de reserva biocultural, con beneficios ambientales como la cobertura vegetal, las barreras rompevientos y la forestación natural. Además, se construirá un vivero para la reproducción de vegetación.

Para facilitar las actividades públicas, adelantó, también se construirán un parque deportivo y módulos de servicios de emergencias.

Adicionalmente se recuperarán lagunas y humedales con acceso público, como el lago Nabor Carrillo, la ciénega de San Juan y las lagunas de Xalapango, Texcoco Norte y Recreativa. Asimismo, habrá cuerpos de agua para regulación hidrológica, drenes y canales. Para ello, se desarrolla un proceso de licitación que permitirá restaurar 900 hectáreas del lago Nabor Carrillo.

Puntualizó que el agua que se utilizará en los cuerpos de agua que formen parte del sistema hidrológico de la región, ya tratada, siempre podrá ser devuelta a los usuarios, lo que se convertirá en un beneficio social adicional.

Informó que se desarrollan mesas de trabajo donde participan los tres órdenes de gobierno, con quienes se plantean estrategias integrales enfocadas a fomentar el desarrollo biocultural de la región, luego que las protestas del Frente de Pueblos en Defensa de Atenco van más allá de las capacidades que plantea el PELT.

Señaló que se trabaja muy de cerca con las autoridades del Estado de México y, próximamente, con las de la Ciudad de México, para facilitar el acceso al parque a la población, lo cual será fundamental para la apropiación del proyecto, sobre todo por parte de los sectores más vulnerables de la región.

Aclaró que el concepto de este parque es ambiental, por lo que se alentará el uso de las energías limpias, mientras que parte de los eventos a realizarse en el área podrían convertirse en una fuente de ingresos que facilite la sustentabilidad económica del proyecto.

Finalmente, aclaró que los trabajos que se realizan en el terreno donde se tenía proyectado construir un aeropuerto están a cargo del Grupo Aeroportuario, por lo que el PELT trabaja en acciones independientes.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO