Desarrollo Urbano

Árboles urbanos, herramienta crucial en ciudades contra cambio climático

Mantienen la biodiversidad, mejoran la calidad del aire y generan beneficios económicos. El crecimiento de las ciudades representa un reto, pero también áreas de oportunidad

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 29 de julio de 2020.— Con una política adecuada, los árboles pueden ser los promotores para lograr un desarrollo urbano sostenible, si se toma en cuenta que el 55 por ciento de la población del mundo se concentra en las grandes ciudades y esa tendencia aumentará a 68 por ciento para el año 2050, aseguró María Inés Hernández de la Peña, coordinadora del área de Árboles y Ciudades de la organización Reforestamos México.

Al participar en la conferencia virtual “Los bosques urbanos en México: avances y propuestas de un marco normativo para su protección y recuperación”, la especialista destacó que el crecimiento de las ciudades implica un aumento en la demanda de servicios ambientales.

Durante el evento organizado por el Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable, en el marco del Mes del Bosque que auspicia la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la especialista subrayó que este crecimiento también representa un área de oportunidad para incrementar las acciones de adaptación y mitigación del cambio climático.

Aseguró que los árboles son los promotores del desarrollo urbano sostenible, pues ayudan a mantener la biodiversidad en las ciudades, mejoran la calidad del aire, aumentan la resiliencia ante desastres naturales, son refugio y reguladores de la temperatura ante el fenómeno de las islas de calor y ayudan al cuidado de los acuíferos.

“También generan beneficios económicos a los habitantes de las ciudades porque aumentan el valor de sus propiedades y en espacios de convivencia sanos, como los parques, se fomenta el transporte limpio, como la bicicleta, y se fortalece el tejido social”, dijo.

Y agregó: “No obstante en México no hay una cultura ni una política que permita su aprovechamiento eficiente, por lo que muchos de los problemas que se presentan en torno a los árboles surgen porque se han plantado las especies equivocadas en los lugares equivocados.”

En consecuencia, el arbolado en las ciudades no está dando todos sus servicios ecosistémicos, dijo, e insistió en la necesidad de procurar su manejo adecuado, lo que solo podrá ser posible si se cuenta también con un marco normativo que ayude a posicionarlo como un aliado estratégico para el desarrollo sostenible.

Finalmente, la experta pidió trabajar urgentemente en el desarrollo de una política de arbolado urbano que considere una estrategia transversal, con la participación de las autoridades a escala nacional, en el ámbito local y con el involucramiento de la población, ya que ello ayudará a generar una visión específica y propia como ha ocurrido en países como Japón, Australia y EEUU.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO