Contaminación

“La región más transparente” se transformó en 50 años: UNAM

El Programa Universitario de Investigación en Salud de la UNAM explicó que en medio siglo, la Ciudad de México dejó de ser una urbe con aire transparente y ahora es una de las más cargadas de contaminantes del mundo

Teorema Ambiental/Redacción

El Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM, indica que en los últimos 50 años, la Ciudad de México pasó de una urbe transparente a una megalópolis con una atmósfera cargada de contaminantes, cuyos efectos “apenas vamos reconociendo, pero sabemos que son graves”, dijo Samuel Ponce de León Rosales, director del Programa.

Investigaciones recientes indican que la polución en el aire se relaciona con riesgos cardiovasculares, pulmonares, neurológicos (como trastornos del sueño y convulsiones) y hasta embrionarios (disminución de la concentración de espermatozoides, alteraciones en la formación y la calidad del óvulo), entre otros.

Las sustancias precursoras de la contaminación atmosférica son: el ozono (O3), monóxido de carbono (CO), el dióxido de azufre (SO2), partículas suspendidas (PM2.5 y PM10), benceno y plomo.

Al respecto, Raúl Hernández García, de la Facultad de Medicina de la máxima casa de estudios, aclaró que las partículas PM10 tienen un tamaño que impide que entren en los bronquios, son retenidas en la faringe y son expulsadas mediante estornudos frecuentes o con ataques de tos, frecuentes en días contaminados.

Sin embargo, las PM2.5 se meten hasta el fondo de los pulmones (alveolos) y quedan atrapadas, impidiendo el correcto funcionamiento del sistema respiratorio, lo que disminuye los niveles de oxigenación y se puede relacionar con el desarrollo de diabetes. Por ello, en la actual contingencia por partículas PM2.5, recomendó tomar en cuenta la recomendación de evitar ejercicios intensos al aire libre y permanecer en lugares cerrados, así como acudir al médico en caso de presentar molestias en las vías respiratorias.

“La calidad del aire que respiramos es un problema que nos compete a todos. Acciones como compartir el auto, mantenerlo en buenas condiciones u optar por bicicleta o caminar en distancias cortas, pueden hacer una gran diferencia”, dijo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO