Ciencia y tecnología

¿Cómo los drones ayudan en los incendios forestales?

Los drones son particularmente cruciales para los incendios forestales que tienden a descontrolarse rápidamente y ponen en riesgo muchas vidas

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 24 de enero de 2020.— Existen diferentes ejemplos de cómo los drones han sido utilizados por unidades de respuesta ante incendios devastadores. Por ejemplo, en 2018 un incendio forestal arrasó con las ciudades de Paradise y Magalia en el norte de California, destruyendo más de 13 mil estructuras y dejando sin vida a más de 80 personas, extraoficialmente.

Para ayudar al desastre fueron utilizados los drones como una respuesta ante la emergencia. Los drones fueron utilizados para mapear el terreno después del siniestro, denominado Camp Fire, que consumió más de 619 kilómetros de terreno y podría haber causado mucho más daño si no se hubieran utilizado los drones como apoyo con los bomberos del Distrito de Protección contra Incendios para explorar la región.

Los drones también se utilizaron para vuelos de mapeo, donde aun en condiciones de humo se transmitían imágenes y videos del área a los controladores fuera del sitio. “A través de la utilización de drones se crea conciencia situacional, se mitiga el riesgo, los bomberos evitan lesiones y se preservan los terrenos que se está tratando de salvar”, dijo David Danielson, uno de los dos pilotos principales del programa del Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD).

Los drones son particularmente cruciales para los incendios forestales que tienden a descontrolarse rápidamente y ponen en riesgo muchas vidas. Les dan a los bomberos una vista panorámica del terreno y los ayudan a determinar la dirección del fuego para que se puedan tomar decisiones rápidas.

Cuatro puntos en los que los drones son de gran ayuda ante un incendio:

  • Los drones recopilan información sobre el estatus de la situación en menos tiempo.
  • La implementación de un dron ayuda a decidir en minutos el tipo y la cantidad de recursos para enviar a la escena. Algunos drones también están equipados con sensores térmicos que utilizan radiación infrarroja para ayudar a los equipos de trabajo a localizar las marcas de calor humano y los puntos clave que muestran dónde es más probable que se propaguen los incendios. Incluso antes de que el equipo llegue a la escena, estos son capaces de tomar decisiones basándose en las imágenes transmitidas en vivo a computadoras.
  • En 2018, un incendio golpeó la ciudad alemana de Hechingen. Los bomberos tuvieron que luchar contra los vientos que se extendían a las zonas boscosas y pobladas cercanas. Los arroyos se habían secado mientras que el primer camión de bomberos que llegó solo transportaba dos mil litros de agua.
  • La Brigada de Bomberos de Hechingen implementó un Matrice 210 de DJI, una cámara térmica Zenmuse XT y una cámara de imágenes visuales de alta definición X4S. Estos proporcionaron información que los ayudó a saber a dónde dirigir sus recursos, aproximadamente cuántas unidades enviar y los ayudó a saber que tenían que aumentar su suministro de agua.

Al final, el equipo a cargo extinguió el incendio con solo cinco mil litros de agua mezclada con espuma de aire comprimido. Los drones no solo los ayudaron a ahorrar agua, sino que también aceleraron el tiempo de reacción al ayudar a la brigada a enviar tripulaciones más rápido a la escena, con la mano de obra, las unidades y los suministros correctos.

“El despliegue simultáneo proporcionó información exacta sobre dónde eliminar los puntos clave del incendio y sobre cuánto tiempo faltaba para llegar a un estado seguro”, mencionó el comandante en jefe de los Bomberos de Hechingen.

Ayudan a monitorear al equipo en acción para asegurar que fueron enviados en la dirección correcta, que están a salvo y determinar si se necesitan fuerzas de respaldo.

En 2017, los bomberos de California lucharon contra un incendio de nueve días en Southfork, California, que fue complicado debido a los árboles de madera debilitados en la región cercana. Al mismo tiempo, volar aviones en los estrechos cañones era peligroso debido a una columna de humo y una tormenta eléctrica inesperada extendió el fuego, borró la línea de contención primaria de los bomberos y amenazó con extenderse a las aldeas cercanas. La Fuerza Contra Incendios de Yosemite utilizó un dron DJI con la cámara térmica Zenmuse XT para mapear las líneas de fuego y mandar información en tiempo real a los controladores para tener una imagen clara de la situación y tomar decisiones operativas.

Permiten hacer un mapeo rápido como respuesta ante incidentes, así como para situaciones de recuperación posteriores. Cuentan con soluciones para respuesta ante incendios forestales, estas suelen llevar dos cámaras diferentes: una cámara visual y una cámara térmica.

La cámara visual ofrece una vista en tiempo real de diferentes situaciones, es capaz de detectar fácilmente objetos, a los equipos de trabajo o personas cercanas. La cámara térmica detecta los puntos de calor humano y puntos de calor por fuego.

Además, los drones vuelan más bajo que los helicópteros, lo que proporciona una imagen más clara de la situación y pueden navegar en espacios estrechos o peligrosos, cosa que con otras herramientas sería imposible alcanzar. Sus capacidades para hacer tomas térmicas permite localizar puntos de calor en una escena de incendio en cuestión de segundos y localizar a personas atrapadas incluso en áreas donde el humo es espeso.

También juegan un papel importante después de que un incendio ha sido apagado. Durante el Camp Fire, los equipos pilotearon drones para capturar imágenes de 360 grados de la destrucción.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO