afectacion-combsutibles01
Ciencia y tecnología

¿Cómo afecta el robo de combustible a la salud?

También es peligroso respirar los gases que emanan de la gasolina, pues provocan efectos principalmente respiratorios

Teorema Ambiental/Redacción

Independientemente del impacto económico y político que genera el robo de combustible, además de la tragedia que provocó la explosión de un ducto en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, este viernes, el contacto directo y continuo con el combustible, es altamente dañino para la salud a largo plazo.

Manejar gasolina sin las herramientas y los cuidados necesarios podría generar una explosión grave, con severos daños al cuerpo humano:

Quemadura epidérmica: también conocida como quemadura de primero grado, afecta únicamente la capa externa de la piel y tarda en curarse entre cuatro y cinco días y es muy dolorosa. La piel se enrojece, y a los pocos días posteriores a la lesión puede haber un leve desprendimiento que cicatrizará con el tiempo.

Quemadura dérmico-superficial: conocida como de segundo grado, donde el daño es mayor y puede provocar ampollas e inflamación de la piel.

Quemadura subdérmica: conocida como quemadura de tercer grado; prácticamente provoca la destrucción de la piel. Muestra una apariencia blanca o carbonizada, regularmente no deja marcas ni cicatrices.

afectacion-combsutibles

La gasolina es un combustible altamente flamable. El contacto directo con este producto puede provocar lesiones leves en la piel. Por ello se recomienda que al estar en contacto directo con este líquido se usen guantes para evitar cualquier tipo de irritación, ya que la piel no está acostumbrada a este tipo de químicos.

Tampoco es recomendable tener galones de gasolina en casa, o bien, deben estar al aire libre y fuera del alcance de materiales nocivos como gas o algún tipo de flamante que pueda detonar una explosión.

También es peligroso respirar los gases que emanan de la gasolina, pues provocan efectos principalmente respiratorios. Si se ingiere por accidente podría afectar la mucosa gástrica y dañar el esófago y estómago, señala el especialista. Pero si se respira, el mayor riesgo que pudiera presentarse es la intoxicación a nivel pulmonar.

Como primeros síntomas podrían presentarse tos, incapacidad para respirar, mareos, dolor de cabeza, y en ocasiones vómitos, que podían aliviarse en un par de horas, el problema es cuando esto ya afecta las vías respiratorias como tal.

El daño es directo y puede provocar inflamación pulmonar o que la contracción sea tanta que el hidrocarburo baja tanto los niveles que podría ser letal. El deterioro puede ser más grave o incluso permanente si se tiene una enfermedad pulmonar.

Incluso podría requerir de una intubación, pero esto depende del grado de intoxicación.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO