Cambio climático

¿Qué pasa con la comida en el mundo?

El sector agrícola, apostando por las técnicas y métodos de agricultura ecológica. Y tú, apoyando la agricultura ecológica a través de tus compras

comida-sanaCiudad de México.— El desarrollo de enfermedades, la desaparición de insectos, la toxicidad de nuestras aguas y tierras, la deforestación, la contribución al cambio climático… Hay demasiadas consecuencias negativas tras el uso de la agricultura industrial y los transgénicos.

Este tipo de agricultura es un modelo:

Destructivo, que consume muchas cantidades de agua y petróleo.

Asociado a la deforestación de ecosistemas.

Aplica productos químicos (fertilizantes y plaguicidas) que provocan emisiones de gases de efecto invernadero como N20 (óxido nitroso), lo que supone la mayor contribución agraria al cambio climático.

Perjudica a los pequeños agricultores y productores y concentra el control de la agricultura en pocas manos.

Los transgénicos forman parte de este modelo de agricultura industrial. También se les conoce como organismos modificados genéticamente (OMG), y son seres vivos nuevos, que no existían antes en la naturaleza, y que han sido creados en el laboratorio manipulando sus genes. Cada vez más datos científicos confirman los riesgos que suponen para la salud y el medio ambiente.

Recientemente la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) declaró que los transgénicos son innecesarios para acabar con el hambre en el mundo y que la agricultura ecológica puede lograrlo.

¿Qué soluciones hay?

La respuesta es la agricultura ecológica. Es decir, un modelo basado en una gestión sana de los recursos locales que beneficie a productores y consumidores. Alrededor de todo el mundo existen explotaciones agrícolas de agricultura ecológica que demuestran cada día que pueden proveer suficiente alimento, aumentar la seguridad alimentaria y generar mejor calidad de vida a agricultores y consumidores.

¿Quién puede hacer el cambio?

Los gobiernos, estableciendo normas que garanticen una agricultura sana para las personas y el medio ambiente.

Las empresas, transitando hacia una agricultura ecológica.

El sector agrícola, apostando por las técnicas y métodos de agricultura ecológica.

Y tú, apoyando la agricultura ecológica a través de tus compras.

¿Qué puedes hacer tú?

¡Tú puedes contribuir a fomentar la agricultura ecológica! Ahora que ya conoces el problema, actúa: compra productos locales, de temporada y ecológicos. De ese modo ayudarás al planeta y protegerás tu salud.

Fuente: http://www.greenpeace.org/

 

 

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO