Especies

UNAM busca rescatar semillas en peligro de extinción

Especialistas de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (FES) de la Universidad Nacional Autónoma de México, crearon un depósito para conservar las semillas de especies en peligro de extinción, de distribución local o restringida

México, D.F.— El Banco de Semillas de Zonas Áridas y Semiáridas de México, está bajo la coordinación de la doctora Isela Rodríguez Arévalo, quien destacó la importancia que tendrá este espacio a escala nacional, pues a diferencia de los más de 20 que existen en el país, éste será el único que conserve especies silvestres de flora nativa.

A través de los ocho años que lleva operando el banco, se ha logrado reunir dos mil 156 muestras de semillas y plantas que vienen a representar más de mil 500 especies de 130 familias botánicas diferentes, sin dejar pasar que también ha contado en durante este tiempo, con el apoyo de los Reales Jardines Botánicos de Kew, Gran Bretaña, y de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

El momento que actualmente vive el planeta, por los efectos del calentamiento global y el aumento de temperatura, ocasionan que las áreas de desertificación en México vayan extendiéndose, ayudadas, además, por la sobreexplotación de recursos y el crecimiento de la mancha urbana, lo cual hace que las zonas áridas dentro del territorio nacional sean de entre 60 y 70 por ciento.

En este sentido, el banco posee cerca de 10 por ciento de la flora nacional si se toma en cuenta que México cuenta con cerca de 25 mil especies de plantas. Sin embargo, si sólo se toman en cuenta las que pertenecen a las zonas áridas, alberga entre 30 y 35 por ciento.

Rodríguez Arévalo indicó que por mes el banco suma alrededor de 60 o 70 colecciones y hasta el momento se han recolectado semillas de 22 entidades partiendo del centro hacia la parte norte.

La idea de que se centraran en sólo zonas áridas, se determinó a partir de que son las que concentran al sector poblacional más bajo del país y los recursos con los que cuentan llegan a ser utilizados para alimentación, construcción de vivienda o algunas otras necesidades, con una constante sobreexplotación de los recursos.

Fuente: Vanguardia

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO