Especies

Hallan fósil de ballena con patas y 42 millones de años de edad

El hallazgo realizado por paleontólogos en el Perú permitió recuperar en buen estado: mandíbulas, vértebras, costillas y parte de las patas

Teorema Ambiental/Redacción

Un equipo de paleontólogos descubrió el fósil de un ancestro de las ballenas que tenía cuatro patas, un hallazgo que ayuda a entender mejor la evolución de los animales que salieron del mar hacia la tierra y viceversa.

El hallazgo fue realizado en la playa Media Luna en las costas del Perú y fue localizado en buen estado de conservación, pese a su avanzada edad de 42.6 millones de años. Este hallazgo fue publicado en la revista Current Biology.

Sus mandíbulas estaban al ras del suelo desértico, mientras que un poco más abajo se encontraron restos de su mandíbula inferior, dientes, vértebras, costillas, partes de las patas delanteras y traseras con dedos largos que indican el desarrollo de patas palmeadas.

Este tipo de animales vivió hace unos 50 millones de años, en la actual zona donde se ubican la India y Pakistán.

Ya se habían ubicado previamente restos fósiles parciales de cetáceos más “jóvenes”, de 41.2 millones de años en Norteamérica, pero los expertos creen que esta variedad ya había perdido la capacidad de caminar sobre la tierra.

El cetáceo hallado en Perú podría haber tenido una longitud de cuatro metros y tenía la capacidad de caminar y nadar al mismo tiempo, pues las vértebras de su cola semejan a las que tienen mamíferos semiacuáticos actuales, como las nutrias.

En su evolución, el animal habría preferido usar su cola para nadar en lugar de las patas, por lo que las perdió, lo que lo diferencia de sus parientes de la península india.

También habían sido hallados previamente, restos de ballenas de cuatro patas en África, tanto en Egipto, como en el Sáhara Occidental, Senegal, Togo y Nigeria, sin embargo, no se había podido determinar si eran capaces de nadar.

Con esta capacidad de nadar, la ballena pudo haber cruzado hacia el Atlántico en una época en que África y América del Sur, estaban a la mitad de distancia de la que se encuentran actualmente (mil 300 km) y se descarta la hipótesis que planteaba que las ballenas llegaron a América a través de Groenlandia.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO