Ecosistemas

Se pierde la mitad de los manglares y arrecifes de la Riviera Maya

Organizaciones civiles denunciaron que pese a los programas de protección, los daños en los ecosistemas son irreparables

Cancún, Q. Roo (México).— La mitad de la superficie de manglar y 50 por ciento de la cobertura de coral vivo en el arrecife de la Riviera Maya, en el norte de la península de Yucatán, se han perdido, denunciaron este miércoles organizaciones civiles y ambientalistas.

Un estudio en la zona de Punta Braza a la Caleta de Yalkú, en el municipio de Solidaridad en Quintana Roo, concluyó que la superficie de manglar en los últimos 35 años pasó de tres mil 294 hectáreas a mil 569.

También se detectó que de 1976 a 2011, se perdió la mitad del coral vivo en la zona, lo que atenta contra los ciclos naturales y la preservación de la selva, dunas costeras y acuíferos subterráneos, denunciaron las asociaciones Amigos de Sian Ka’an, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), el Centro Ecológico Akumal y la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp), que presentaron el estudio.

Representantes de esas organizaciones dijeron en conferencia de prensa que tras estudiar 150 puntos en la zona de la Riviera Maya quedó demostrado que, independientemente de los programas del gobierno federal para proteger los ecosistemas y del compromiso del sector empresarial para adoptar mejores prácticas ambientales, los daños son irreparables; por lo que urgieron a trabajar para proteger y preservar lo que todavía queda.

El director ejecutivo de Amigos de Sian Ka’an, Gonzalo Merediz Alonso, dijo que los ecosistemas “sufrieron un deterioro importante a través de los años, por lo que se requieren acciones inmediatas para la restauración”.

El coordinador de turismo sustentable de WWF México, Vicente Ferreyra Acosta, pidió “buscar soluciones conjuntas y sumar esfuerzos con todos los actores involucrados en el desarrollo de la región”.

“Se desconocen las causas, pero tienen que ver con los cambios de uso del suelo, el desarrollo turístico, los desastres naturales y la contaminación del agua. Otros problemas identificados en esta área fueron la fragmentación de las zonas, la interrupción del flujo hídrico por cambios de uso de suelo, la construcción de caminos e infraestructura y los manglares utilizados como basureros clandestinos”, dijo Alejandra Serrano Pavón, directora regional de la Oficina Sureste de Cemda.

En la península de Yucatán, conformada por los estados de Quintana Roo, Campeche y Yucatán, en el sureste de México, se encuentra 55 por ciento de la cobertura de manglar del país, según información de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Quintana Roo posee 16 por ciento de esa cobertura y forma parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), que tiene una longitud de 965 kilómetros y se extiende desde el norte de ese estado hasta Belice, Guatemala y Honduras. Es el segundo más grande del mundo, después del australiano.

El último Índice Integrado de Salud Arrecifal (IISA) concluyó que 47 por ciento del sistema está en malas condiciones y 6 por ciento en situación crítica.

Las organizaciones civiles propusieron que el gobierno y la iniciativa privada unan esfuerzos para realizar un estudio de valuación económica de manglares y arrecifes en Quintana Roo.

Pidieron integrar un grupo de trabajo con el sector privado para generar esquemas de protección de ecosistemas, e incluir criterios de protección a humedales y arrecifes de coral en los instrumentos de planeación territorial y urbana.

Fuente: CNN

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO