Ecosistemas

Buscan mejorar condiciones ambientales en el Cañón del Sumidero

Desde el año 2014, decidieron iniciar proyectos de restauración a través de los programas Tabasco y Chiapas y el Apoyo para el desarrollo forestal sustentable

Teorema Ambiental/Redacción

La secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco, reiteró su apoyo a pobladores de los ejidos de Tzajalá y Balhuitz y Tzajalá Balhuitz (Yashlumiljá), en el municipio de Teiopisca, de Chiapas, en la labor de conservación de la riqueza forestal. Durante una gira de trabajo por la entidad, la funcionaria federal reconoció las tareas que realizan para conservar sus bosques de la región del Cañón del Sumidero.

Por su parte, los ejidatarios mostraron sus predios reforestados con árboles de pino y otras especies comerciales, en una tarea que realizan desde 2014 cuando iniciaron una labor que buscaba recuperar más de mil 800 hectáreas. Cada año han reforestado entre 50 y 100 hectáreas que a la fecha suman más de 600.

Para obtener financiamiento para realizar esta labor, buscaron apoyo a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para continuar durante 2019 con la reforestación de 195 hectáreas de zonas arboladas degradadas, mantenimiento de 40 hectáreas, además de apoyo para capacitación.

Al respecto, González Blanco expresó que también es importante que las autoridades locales y los ejidatarios, dueños y poseedores de terrenos forestales, se capaciten para prevenir y combatir incendios forestales y reiteró que van a trabajar desde Conafor para que esta zona sea prioritaria.

“He visto su trabajo y me enorgullece su dedicación y el amor que le han dado a estas tierras”, señaló. “Ustedes trabajan la tierra, ustedes aportan mucho y quiero agradecer, de mujer a mujeres, todo su esfuerzo”, por lo que anunció la búsqueda de esquemas productivos para apoyarlas para que tengan mayor libertad, mayor dignidad y mejor vida que ofrecerle a sus hijos.

Mientras que invitó a los jóvenes a participar en el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro para que el día de mañana tengan bosque y madera, y accedan a una mejor forma de vida.

Por su parte, Valeria Madrigal Sánchez, gerente estatal de la Conafor, explicó que en estas comunidades desde el año 2014, decidieron iniciar proyectos de restauración a través de los programas Tabasco y Chiapas y el Apoyo para el desarrollo forestal sustentable. Entre ambos ejidos suman 639 hectáreas de las casi dos mil que poseen.

Con especies como el ciprés han ocupado 1.1 millones de plantas para la reforestación que ha ayudado a la captación de agua para la región de San Cristóbal.

“Es gente cumplida y han sido los principales aliados en la conservación de estos bosques”, afirmó.

En el año 2018, en 1.5 hectáreas del ejido Tzajalá Balhuítz (Yashlumiljá) participó en el proyecto “Establecimiento de huertos semilleros asexuales regionales y ensayos de progenie de Pinus pseudostrobus para la evaluación genética de los progenitores” y el pasado 5 de abril al presentarse un incendio forestal que afectó de manera preliminar una superficie de cinco hectáreas los ejidatarios avisaron inmediatamente a la Conafor lo que permitió liquidar el incendio en poco tiempo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO