Biodiversidad

Devastación de manglares mexicanos

México ha perdido el 65 por ciento de sus manglares y 22 mil hectáreas son destruidas cada año, según informes del World Resoursces Institute (WRI).

Esto se debe a la tala, contaminación por aguas negras, fertilizantes, agroquímicos, desarrollo de centros turísticos y urbanos entre otros factores, señaló el director del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, Lorenzo Bosenzwig.

En el marco de la premiación del concurso Protejamos los Manglares, que fue convocado por el Fondo Educación Ambiental (FEA), agregó que entre el 80 y 90 por ciento de las especies marinas, de importancia comercial, dependen del manglar que en la actualidad está en peligro de extinción.

Sumado a ello, dijo que los servicios ambientales que el bosque mangle brinda a la humanidad son diversos, “nos protegen contra inundaciones, huracanes y diversos fenómenos naturales”.

Por otra parte, intereses empresariales se interponen a la conservación de los recursos naturales ya que “las corporaciones son quienes determinan las legislaciones nacionales e internacionales”, apuntó el director general de Greenpeace, Alejandro Calvillo.

Ejemplo de esto, es la Norma Oficial Mexicana 022 la cual fue publicada en 2003 para proteger los humedales costeros y modificada por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) un año después, para autorizar la realización de obras.

El 12 de abril del presente año se publicó en el Diario Oficial de al Federación, los costos de compensación ambiental por cambio de uso de suelo, los cuales están establecidos en 10,940 pesos por hectárea de manglar, sentenció Alejandro Calvillo.

De esta manera la pérdida de mangle podrá efectuarse, cada vez que el manifiesto de impacto ambiental establezca medidas de compensación.

“La destrucción de los manglares y del medio ambiente no se compensan con dinero, ya que es parte del patrimonio de la nación. La historia nos enseña que las culturas que pierden su patrimonio natural, se empobrecen y no son capaces de proporcionarle a su descendencia los satisfactores que necesita”, puntualizó el decano del museo de Historia Natural en San Diego, Exequiel Escurria.

Fuente: Teorema

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO