Biodiversidad

Talan 500 árboles de manera clandestina

El presidente municipal de Temascalapa, Estado de México, Irineo Jiménez Jiménez, manifestó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se ha negado a atender la denuncia que hizo un particular por la tala de al menos 500 árboles y en 40 hectáreas de ejidos pertenecientes a la demarcación.

El alcalde indicó que ante los hechos, el área quedó semiárida, en beneficio del propietario de una ex hacienda, René Martínez, para la construcción de cabañas de descanso.

El ayuntamiento puso la denuncia FPA/MEX/DQ/79/0123-05, que presentó a fines de 2005 por el delito de tala clandestina contra el particular mencionado.

No obstante, Irineo Jiménez Jiménez indicó que, hasta el momento, no se ha realizado ninguna inspección en la zona ni se ha aplicado sanción alguna. «Oficialmente no nos han comunicado sobre la investigación», apuntó.

La denuncia explica que a mediados de 2005, las autoridades municipales se percataron de que en predios ejidales de la comunidad de Maquixco, en los límites con Axapusco, comenzaron a trabajar unas 10 máquinas y derribaron árboles.

Cientos de pirules, huizaches y nopales fueron cortados, el terreno aplanado y se formaron terraplenes en la falda del cerro Buena Vista.

Jiménez Jiménez puntualizó que el propietario de la ex hacienda, la cual pertenece a Axapusco, compró a ejidatarios de Temascalapa unas 100 hectáreas; de ellas, 40 ya han sido afectadas por la tala.

Destacó que no existe permiso que avale la tala o trabajos en el área ejidal, pues en el municipio no se hizo la solicitud correspondiente.

«Nunca se nos avisó sobre esos trabajos, y según vemos por la forma que han tomado los terrenos, podríamos pensar que pretenden construir casas para darle una mejor utilidad, pues esos terrenos no servían para cultivar», manifestó el munícipe de Temascalapa.

El presidente municipal manifestó su temor de que la zona sea ocupada para uso habitacional o un centro recreativo. «Están terminando con las pocas áreas verdes de la zona, y eso no es justo», apuntó.

Debido a ello, el alcalde hizo un llamado a la Profepa a que intervenga y atienda su denuncia, para evitar que continúe la tala de árboles.

Fuente: El Universal

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO