De nuevo en Coahuila, hallan fósiles de reptil volador no catalogado
Biodiversidad

De nuevo en Coahuila, hallan fósiles de reptil volador no catalogado

Este ejemplar, que se habría extinto hace 96 millones de años, perteneció a la familia de fósiles Ornithocheridos previamente desconocida en México

Teorema Ambiental/Redacción

Saltillo, Coahuila, 24 de julio de 2020.— En una cantera ubicada en el municipio de Acuña, al norte de Coahuila, un grupo de científicos europeos y mexicanos descubrieron una especie no catalogada de Pterosaurio, un reptil volador de los más grandes que vivieron en la era de los dinosaurios, hace 93 millones de años.

Héctor Rivera Sylva, director del Departamento de Paleontología del Museo del Desierto (Mude) y coautor de la investigación, dijo que este ejemplar, que se habría extinto hace 96 millones de años, perteneció a la familia de fósiles Ornithocheridos previamente desconocida en México.

Esta familia fue la más exitosa entre las familias de reptiles voladores más grandes que hubo antes de Quetzalcoatlus al final de la Era Mesozoica. Además, el hallazgo es la primera constancia que se tiene en el mundo de una familia de reptiles voladores desconocida en México, llamada Ornithocheridos.

El Pterosaurio fue muy grande y muy similar al Coloborhynchus de Inglaterra, tenía una envergadura (distancia entre las dos puntas de las alas extendidas) estimada de 3tres a 3.5 metros.

El hallazgo fue de solo un metatarso, un hueso de la mano, que es suficientemente característico para determinar que le perteneció a la familia Ornithocheridae.

“Estos reptiles voladores eran excelentes pescadores, y teorías actuales evidencian que podían volar enormes distancias, pues se han encontrado los mismos tipos de Pterosaurios en Inglaterra y en Brasil”, añadió el investigador.

“Hasta ahora este nuevo registro, es la evidencia más joven de dicha familia para el mundo, con una edad de 93 millones de años, cuando se creía desaparecido hace 96 millones de años”, aclaró el paleontólogo.

Los trabajos de investigación duraron dos años, con la participaron del jefe del Departamento de Paleontología del Museo de Historia Natural de Karlsruhe, Eberhard Frey; Wolfgang Stinnesbeck, David Martill, y del lado mexicano, Héctor Porras y Héctor Rivera Sylva, del Museo de Paleontología de Múzquiz y el Mude, respectivamente.

El espécimen se encuentra resguardado en el Museo de Paleontología de Múzquiz, en la región carbonífera de Coahuila.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO