Biodiversidad

Cuidado y restauración ambiental, prioridad en Cancún

El Plan Municipal de Desarrollo del Ayuntamiento de Benito Juárez de Cancún, Quintana Roo, 2002-2005, tiene la misión de conducir de manera responsable a esta localidad hacia un desarrollo sustentable, a trabajar por el avance de una sociedad más justa y humana, dentro de un marco de democracia y con un gobierno honesto que respete la dignidad del ciudadano.

Al tomar en cuenta que el ser humano forma parte de la naturaleza, el gobierno municipal adoptará y conservará de manera consistente una postura de respeto, defensa, rescate y preservación de nuestro ambiente y de nuestros recursos naturales.

El municipio de Benito Juárez ocupa el sexto lugar en extensión territorial respecto de los 8 municipios que conforman Quintana Roo; tiene un área de 1,664 kilómetros cuadrados, la cual es superior a los municipios de Isla Mujeres y Cozumel juntos, y su población representa el 48 por ciento del total en la entidad.

La ciudad de Cancún ocupa el lugar número 30 dentro de las 100 ciudades más pobladas del país y en sus escasos 32 años de existencia ha acumulado más población que ciudades que tienen 200 o 300 años de haber sido fundadas.

Deterioro ecológico

El rápido crecimiento urbano y turístico ha provocado deforestación, aunada a una falta de programas de recuperación forestal. La contaminación del manto freático se agrava cada día por la inoperancia del drenaje y el Sistema Lagunar Nichupté presenta un grave deterioro por el abuso de actividades turísticas, así como por la recepción de contaminantes como aceites y grasas.

A pesar de estos problemas, señaló Juan Ignacio Gracia Zalvidea, presidente municipal, el ayuntamiento a su cargo promueve la participación de todos los ciudadanos en la formulación de planes y programas, su ejecución, control, seguimiento y evaluación.

Un ejemplo de estos programas es el que se refiere a la protección de la tortuga marina, en el cual participan la mayoría de los hoteles de Cancún y que consiste, entre otras cosas, en desarrollar las siguientes especies: caguama (15 por ciento), tortuga blanca o verde (85 por ciento), laúd (1 por ciento) y tortuga carey (10 por ciento).

El aspecto de difusión ha sido muy importante y éste ha consistido en colocar letreros con información en los accesos de las playas públicas y con los datos de los nidos en los corrales de tortugas. Las radiodifusoras locales han abierto espacios informativos y se han dado conferencias de prensa; asimismo, se han publicado notas al respecto en los diferentes medios de comunicación. Además, TV Azteca realizó un documental sobre el programa de protección y grabó un video.

Actualmente se protegen 160,342 huevos de tortuga, 1,339 nidos, en 14 corrales y se han liberado 11,154 crías de tortuga. En el programa participan cerca de 30 personas y se han impartido 20 cursos de protección y manejo de la tortuga marina a personal de seguridad de los hoteles y voluntarios.

De esta manera, el ayuntamiento se ha comprometido a conservar el ambiente y restaurar el daño a los recursos naturales, mediante estricta vigilancia del cumplimiento del Reglamento de Ecología y Gestión Ambiental.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO