Agua

Proyecto de cosecha de agua para reducir el consumo de pipas

Con la instalación, abatirá un gasto de 300 pesos por una pipa de agua en promedio para abastecer su casa donde viven 10 personas

Teorema Ambiental/Redacción

San Miguel Teotongo es una de las colonias con mayor escasez de agua en la alcaldía de Iztapalapa. Por ello, el gobierno de la Ciudad de México emprendió un proyecto para beneficiar a diez mil personas con la instalación de sistemas de captación de agua de lluvia.

El sistema consiste en la instalación de canaletas, tubos y también de un tinaco, cuyo valor oscila entre los 18 mil pesos. Sin embargo, no tuvo costo para las familias favorecidas por la autoridad capitalina.

“Me enteré por mi nuera, me comentó que su mamá iba a ir a una junta de preparación. Me invitó y, posteriormente vino una vecina a invitarme también. Fui con mis requisitos y de esa manera me pude inscribir y todo fue muy rápido”, comentó la señora Sol García, la primera beneficiaria del proyecto.

Con la instalación, abatirá un gasto de 300 pesos por una pipa de agua en promedio para abastecer su casa donde viven diez personas. “Tratábamos de comprar lo menos posible y la apartábamos en recipientes. Es muy complicado vivir de esa manera, sobre todo porque tengo a mis nietos que son chiquitos y requerimos más agua y ahora será mucho más fácil”, expresó.

El sistema acumula el agua de lluvia que cae en el techo de la construcción, el cual bajará por una tubería; luego a través de una bomba llegará al receptor, con una capacidad de abastecimiento de 25 mil litros al año.

La única obligación de los beneficiarios será mantener lo más limpio posible el espacio de captación de agua, para que pueda resguardarse en las mejores condiciones posibles.

“Para acceder al programa de Cosecha de Lluvia fue muy rápido, lo único que le tomó un poco de tiempo fue adecuar el lugar donde sería instalado. Antes tenía que apartar el agua en diferentes recipientes y tenía una gran parte del patio ocupado y pues sí nos llevó días pero la colocación fue en un día. Fue rápido y no pagué nada”, agregó la señora Sol.

“La capacitación me la dieron hace como 20 días y dura como dos horas. Ahí nos explicaron todo el procedimiento y es fácil, solo se requiere voluntad porque si la tienes, lo demás es más fácil. Estoy muy contenta y sumamente honrada y bendecida por este apoyo que obtenemos mi familia y yo”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO