Energía Renovables

Gas Natural: Nuevo día, nuevos máximos

Comentario experto de Norbert Rücker, director de Economía e Investigación de Next Generation en Julius Baer, en relación al alza de precios en gas natural en ambos lados del Atlántico

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2021.— El gas natural es un claro contendiente para la corona de la materia prima más popular en estos días. Los precios estadounidenses subieron a récords no vistos en años, apenas debajo de los cinco dólares por millón de BTU, en parte debido a la previsión de un clima caluroso al final del verano. Por lo general, estos picos de precios ocurren durante la temporada de calefacción invernal cuando las condiciones climáticas particularmente frías agotan el almacenamiento y los temores por el suministro de combustible.

Los precios del gas natural subieron a nuevos máximos ayer en ambos lados del Atlántico, en parte provocados por el pronóstico de un clima más caluroso de lo habitual a fines del verano. “El fuerte repunte de la economía global, el cambio hacia el gas natural por razones ambientales y varios desafíos de suministro llevaron a los mercados a límites de capacidad. El escaso almacenamiento de combustibles genera temores sobre la próxima temporada de calefacción invernal. Como dice el refrán, los precios altos son la mejor cura para los precios altos, que eventualmente deberían afectar al gas natural”, dice Norbert Rücker, director de Economía e Investigación de Next Generation en Julius Baer.

Los movimientos de precios tan pronunciados fuera de la temporada de calefacción son inusuales. El almacenamiento en los dos extremos del Atlántico, en América del Norte y Europa, es escaso, lo que hace que el mercado sea propenso a los riesgos posteriores del clima invernal y aumenten los temores de escasez. Este escenario alcista ya parece incrustado en gran medida en los precios.

Lo que nos trajo aquí es la combinación de varios elementos que influyen en los mercados de electricidad y combustible, incluidas las condiciones de viento suave, el clima caluroso de verano, el repunte económico, las limitaciones temporales del suministro de carbón, los desafíos de suministro de gas de Rusia, los círculos de retroalimentación creados por los mercados de carbono europeos y, potencialmente, incluso el aumento en el uso de energía de la minería de criptomonedas.

Dicho esto, los precios altos son la mejor cura para los precios altos y, por lo tanto, estamos más atentos a dónde se están gestando las respuestas de la oferta, que incluyen el sale estadounidense y el carbón chino. Sin embargo, la dinámica de las últimas semanas parece basarse en parte en nuevos patrones del mercado, lo que pesa sobre la confianza de nuestras previsiones, junto con los riesgos meteorológicos. Nos ceñimos a nuestra visión neutral.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO