Energía

Estrategia física e integral para la optimización del agua potable

Una de las principales prioridades para la optimización de sistemas de distribución de agua potable tiene que ver con la “eficiencia operativa” de ciclos y procesos con la que cuentan empresas como CIPRO

Ciudad de México, 10 de septiembre de 2021.— Según un término propio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la “eficiencia física de los organismos operadores”, es la capacidad de conducir el agua potable desde la fuente hasta los domicilios perdiendo en el camino la menor cantidad de agua posible, es decir, abastecer más usuarios con el mismo volumen, o sea, ofrecer un servicio de calidad total.

Esta dinámica de “eficiencia operativa” nunca ha sido una tarea fácil, ya que detrás de ello existen ciclos y procesos por cumplir, acerca de los cuales CIPRO, empresa dedicada al desarrollo de infraestructura hídrica en México, señala algunos puntos que se deben destacar para la eficiencia de un sistema de agua potable.

El tema sobre la eficiencia operativa en México, ha estado dentro las principales prioridades para la optimización de los sistemas de distribución de agua potable, sin embargo, muchos de los ciudadanos no estamos familiarizados con el término y, sobre todo, con el cómo funciona y toda la mecánica que hay detrás de ello.

En cuanto a la infraestructura, deben considerarse los siguientes puntos y aplicarlos a la eficiencia hidráulica.

  1. Ingeniería del sistema de abastecimiento: Mediante el conocimiento del funcionamiento de la red y de modelos matemáticos se logra obtener la mejor forma de distribuir el agua y de sectorizar la red a fin de tener las condiciones óptimas de operación que permitan perder la menor cantidad de agua en el trayecto de las fuentes a los consumidores.
  • Medición de volúmenes de agua potable: Es el control de los volúmenes producidos en la fuente, entregados a los sectores y, al final, a los consumidores, permite conocer cuánta agua se está perdiendo en la red y en los trabajos necesarios de recuperación que permitan operar la red en niveles de eficiencia internacionales.
  • Desarrollo institucional del organismo operador: En este último punto podemos encontrar toda aquella actividad que se realiza para el mantenimiento de la eficiencia física del organismo operador, como ejemplo, el mantenimiento de la infraestructura hídrica, la detección de fugas y tomas clandestinas, tandeos y sectorización de redes de agua potable, solo por mencionar algunos.

Ante estas necesidades, los consumidores debemos voltear hacia este sector y generar conciencia entre las comunidades para difundir una cultura de ahorro de agua.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO