Contaminación

Captan a hoteles arrojando aguas negras en arrecifes de Cozumel

Un video muestra al menos 12 tubos de la red de drenaje de aguas residuales escondidas en el subsuelo

Teorema Ambiental/Redacción

Cozumel, Quintana Roo, 15 de octubre de 2019.— Luego que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) cerrara el acceso a tres de los arrecifes más populares en Cozumel, Quintana Roo, por el síndrome blanco, una enfermedad que afecta a los corales pues pierden su color y se petrifican, nuevas imágenes captaron cómo diferentes hoteles de la región vierten aguas negras impunemente hacia la zona donde se encuentran estos frágiles organismos.

El descubrimiento fue hecho por el espeleólogo Germán Yáñez, quien señaló que al menos existen 12 tubos que van directo al subsuelo. Además pudo identificar cuál es el hotel que arroja estas aguas a una cueva y terminan en el mar, pero informó que enviará la información a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para que actúen en consecuencia.

“No estoy contra el desarrollo, pero hay que ser más conscientes. Realmente ellos (los hoteleros) lo que tienen que hacer es conciliar precisamente entre el medio ambiente con su derrama económica que genera la hotelería. El mensaje es que se actualicen con todas sus prácticas, con todos su métodos y manejos de aguas residuales, de aguas grises”, aseguró Yáñez al periódico Milenio.

Los corales están fuertemente afectados porque el agua del mar está contaminada y con temperaturas arriba de lo normal, lo cual hace que su pH sea más ácido, por lo que mueren y dejan de ofrecer alimento y refugio a miles de especies marinas.

“Los corales, el ambiente arrecifal y muchos ecosistemas costeros lo que requieren es una buena calidad de agua y esa no empieza, viene de tierra”, explicó Claudia Padilla, investigadora del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca).

Además, cerca de la mitad de la población en el estado está conectada a la red de drenaje por lo que esas aguas terminan contaminando el mar, con un riesgo para la población que entra al agua y las especies marinas.

La Norma 001 de Semarnat, que regula las descargas de contaminantes a aguas nacionales es obsoleta, no se actualiza desde hace 23 años, a pesar de que la Semarnat tiene la obligación de revisarla cada cinco años, agregaron los especialistas.

“Estos parámetros son muy laxos actualmente ya no van acordes a la actividad que ha ido creciendo sobre todo en Quintana Roo, ya contamos con una cantidad importante de cuartos de hotelería”, advirtió García.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO