Bicicletas a las calles del DF

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Print this page

Con cinco millones y medio de coches que recorren furiosos sus carreteras y nubarrones de esmog, las autoridades del DF han ideado un plan para convertir la metrópoli en un lugar amigable para el peatón y el medio ambiente: un programa público de uso de la bicicleta

bicicletasdfCIUDAD DE MÉXICO.— Más de un millar de bicicletas (mil 114, exactamente) estarán disponibles para que los capitalinos puedan recorrer pequeñas distancias y contribuyan a aliviar el tránsito vehicular y las emisiones de dióxido de carbono.

Repartidas en 84 cicloestaciones, las “SmartBikes” estarán controladas por una empresa estadounidense que cuenta con 300 mil usuarios entre su país y Europa. El programa piloto abarcará una pequeña zona de la gigantesca ciudad, para irse extendiendo paulatinamente.

“Tenemos que crear una vía alterna al automóvil, porque el automóvil nos está conduciendo a varios problemas estratégicos de sustentabilidad”, explicó el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, en la presentación de la iniciativa.

La esperanza del gobierno de la ciudad es que muchos se animen a recorrer a pedaladas el trecho que les separa de su lugar de trabajo, bien por salud, conciencia social o porque el tráfico está atascado y no queda otra para llegar a tiempo, una de las constantes de esta megalópolis de casi 19 millones de personas. Cada capitalino pasa en promedio de media a dos horas al día en un vehículo, respirando los olores que salen de los tubos de escape.

Se espera que el número de usuarios de bicicletas pase de 1.2 por ciento actual a 5 por ciento, lo que contribuiría a transformar una ciudad donde los coches son cada vez más dueños del espacio público: el parque vehicular crece en 180 mil coches al año.

De paso, se reducirían las emisiones contaminantes: el Distrito Federal produce 9.1 por ciento de todo el país, con algo menos de una quinta parte de su población. Para el primer año se espera que 24 mil personas adquieran la tarjeta que da derecho a disfrutar media hora de las bicis y que se alcancen hasta nueve mil viajes diarios.

No es ésta la primera vez que el gobierno capitalino hace gala de un talante ecologista y pro-bici: desde hace más de un año, todos los domingos por la mañana se cierra el Paseo de la Reforma para que las familias puedan pasear por él en bici. Quienes no tengan de una pueden disponer de ella gratuitamente. La imagen a las diez de la mañana en Reforma es como el clásico plano de las películas apocalípticas donde el particular infierno de tráfico de la metrópolis en cuestión se convierte en un panorama desolado que desconcierta al único superviviente de la catástrofe.

Pero, en este caso, se llena pronto de cascos, ruedas y bicis de colores alegres.

La preocupación de Ebrard es que la educación vial del conductor medio mejore para hacer frente al mayor número de ciclistas en las calles. “Implica otro gran cambio en nuestra ciudad que es la desastrosa cultura, si a eso se le puede llamar cultura, respecto a los peatones y a los ciclistas”, explicó Ebrard.

Cada año, pierden la vida en las carreteras del país 20 mil personas, 40 mil más resultan con alguna discapacidad y un total de 750 mil van a parar al hospital; 90 por ciento de los accidentes se debe a imprudencias viales, según las estadísticas del Centro Nacional de Prevención de Accidentes (Cenapra).

“Por mi experiencia, a la gente le da mucho miedo usar la bici en la ciudad, porque no hay cultura de respeto, ni por parte de los conductores ni por los propios ciclistas”, apuntó Nancy Salcedo, una aficionada que, como miembro de la asociación “Bicitekas”, está acostumbrada a recorrer la ciudad de México pedalada a pedalada.

Los “Bicitekas”, que ruedan desde hace 11 años, se dan cita una noche por semana en el monumento del Ángel de la Independencia, cuando ya se puede circular de forma fluida. En promedio, forman un grupo de 80 personas y recorren unos 30 kilómetros por la urbe.

“La gente que agarra la bicicleta por primera vez no piensa en tener cuidado, no se informa sobre cómo indicar si va a girar, por ejemplo, cree que se trata de pedalear y ya está. Hay que aprender a usar la bici como medio de transporte”, valoró Nancy.

A pesar de las dificultades que plantea la ciudad al ciclista, es de la opinión que “teniendo bicis disponibles la gente sí las va a usar”, concluyó. Pues a pedalear se ha dicho, pero échenle cuidado, ¿no?

Fuente: El Mundo

  • Etiquetas

  • Comentarios

    1. Fco Cervantes dice:

      Bien venida esta propuesta por las autoridades. Pero ¿No sería bueno un pequeño curso básico de Normas para conducir eficientemente una bicicleta entre el rio de automóviles del D. F.? para poder tener acceso al pase para estas bicicletas gratis, y
      marcar (con una banderita) estas bicis para que los automovilistas las identifique y vean a (posibles) ciclistas novatos y manejar a la defensiva con ellos.

    2. Interesante la iniciativa del gobierno al tratar de incentivar en los habitantes de Ciudad de México el uso de la bicicleta como alternativa al caos vehicular. Felicitaciones. Todo lo que apunte hacia el mejoramiento del ambiente debe apoyarse.

    3. german dice:

      es un hecho que el señor ebrad piensa en todo, asi como tambien ha pensado en dar cursos de capacitacion a todos los que dan las licencias de manejo, tambien ha visto lo de la seguridad para que las bicicletas no sean robadas, asi como tambien exigir la colocacion de lugares seguiros para dejar la bicicleta, piesnio que el señor ebrad deberia gastar dinero para educar a los automovilistas para respetar los limites de velocidad, los pasos peatonales, eso deberia hacer, debería hacer una ciudad educadora y no enviar proyectos al aire cuando no estamos capacitados para crear esa conciencia y eso lo debería ver con el transporte publico concecionado pero bueno eso es seguro ya lo vio el señor ebrad, pienso que si solicitara a todos los que tienen licencia de manejo un examen de manejo no lo pasarían, desde aqui le digo al señor ebrad que haga que todas las personas que tramiten una licencia, la persona sea avalada por una escuela de manejo certificada por el mismo gobierno, y que en caso de un accidente la escuela de manejo como el gobierno sean los responsables de este hecho, no es posible enviar o imponer programas sin antes educar a la ciudadania, es mas con esta iniciativa es posible se generen fuentes de empleo, pero eso si que sea revisado el procedimiento para evitar la corrupción, pero revisado por alguien que tenga el conocimiento de lo que hace y no por los que no lo tienen, ademas yo cuestionaria porque contratar a una empresa para esto, no seria mejor visto por la comunidad que las bicicletas fueran regaladas a los habitantes, ahora bien, si el problema es la contaminacion, pienso que todos sabemos que los arboles son una solución para esto, no debería hacer una campaña para sembrar arboles, pero que no lo haga la ciudadania, sino que lo haga los trabajadores del gobierno, en algunos lugares se ven calles sin arboles, y en relacion al agua no deberia el señor ebrad mandar a poner pozoz de absorcion de agua pluvial para asi evitar los hundimientos diferenciales que se sufren en la ciudad de mexico? no deberia poner a trabajar a su gabinete científico para resolver todos los problemas, es bonito que nos den playas y todas esas cosas solo para desviar la atención de la gente para en realidad no ver los problemas por los que atraviesa la ciudad.

    www.teorema.com.mx/transporte/bicicletas-a-las-calles-del-df/