Tips Ambientales

Tips para reciclar de pilas

Las pilas contienen diferentes metales en su composición, algunos peligrosos como el mercurio, presente en las de uso más común, como las alcalinas y las de botón (las que llevan los relojes y las calculadoras de bolsillo), además de cadmio, manganeso, níquel y zinc.

En México se consumen 51 millones de pilas al año.

La mayoría de las pilas van a parar a los basureros municipales y luego sus emanaciones llegan a los mantos acuíferos, poniendo en peligro nuestras aguas, flora y fauna.

Es recomendable no abrir, perforar o quemar las pilas y retirarlas de los aparatos cuando no estén en uso, así como el no consumir pilas de bajo costo, pues en general son de mala calidad y de poca duración.

Cuando las pilas ya presentan derrames, se sugiere guardarlas en un envase vacío, como los de leche o jugos, para evitar que los químicos se expongan a la atmósfera.

El Gobierno del Distrito Federal cuenta con un centro de acopio para pilas usadas, así como aparatos electrónicos tales como teléfonos celulares, relojes, juguetes, calculadoras, baterías de auto (acumulador) y aparatos electrónicos.

Se recomienda depositarlas exclusivamente en las columnas informativas y turísticas dispuestas para su recolección y antes de desecharlas es preferible cubrir con cinta adhesiva los polos de las mismas.

Algunos lugares donde la ciudadanía puede encontrar depósitos o contenedores especiales para pilas en desecho, se encuentran en la Avenida Cuauhtémoc, sobre la banqueta lateral del parque “Ramón López Velarde”; a las afueras de la estación del Metro Centro Médico; en el Zócalo capitalino (a los costados de Plaza de la Constitución), así como en los centros comerciales.

Fuente: Redacción Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO